miércoles, 11 de mayo de 2016

Columna San Cadilla Mural - 11 Mayo 2016

Premios y primas

Recordarán que cuando llegó Jorge Vergara a Chivas eliminó los premios y primas bajo el argumento "¿por qué los voy a premiar por hacer su trabajo si esa es su obligación?".

Yo siempre he pensado que sucede lo contrario, sobre todo en los últimos años les ha pagado ¡por no hacer su trabajo!

El caso es que hace ya algún tiempo se convenció de que en el futbol (como en muchas empresas) los bonos por rendimiento no eran mala opción. De hecho Omnilife así funciona, mientras más vendes, más ganas.

De tal manera que decidió implementar ciertos bonos por resultados, incluyendo los grupales.

Uno por avanzar a la Liguilla, que no es tan jugoso, y otro, éste sí muuuy atractivo, por ser campeón.

Ah, pero también entendió que los arrebatos positivos también causan un gran impacto a favor dentro de los pateabalones.

Aunque de estos yo no soy tan partidario, son más que comunes los regalos o premios por algún resultado.

El más reciente en Chivas fue el torneo anterior, cuando le pegaron al América y Omniyorch bajó como pavorreal a regalarles varios miles de pesos a los jugadores.

Pues como ahora los Cuartos de Final son contra las Águilas y la zanahoria del título aún queda lejos, los futbolistas están queriendo que exista algún incentivo extra para vencer al odiado rival.

No lo veo tan mal el asunto, pero ¿ya ven por qué no soy tan partidario de los arrebatos? Les das la mano y quieren agarrar el omnibrazo.

Nuevo Atlas

Pues aunque muchos atlistas están seguros que con el "Profe" Cruz van a fracasar, yo no.

A ver, ojo, tampoco es que esté seguro que le vaya a ir bien, pero de eso a estar convencido de su fracaso, pues tampoco.

Tiene puntos a favor, como por ejemplo que ya ha sido campeón de liga y copa, que sus equipos "juegan a algo" y regularmente es atractivo al espectador, así como su capacidad de sacarle jugo a planteles limitados.

Este último punto es clave, porque como les he venido diciendo Atlas estará cortito por todos lados, aunque quizá más balanceado, no como el que armaron (por llamarlo de algún modo) en diciembre.

En contra tiene la poca (por no decir nula) aceptación de la afición, lo que le da mínimo margen de error y podría hacer que desde el primer partido la gente empiece a reventar al entrenador, algo que ya le pasó cuando fracasó en Monterrey.

Sumado a esto también hay que considerar su facilidad para perder los estribos y agarrarse a golpes con sus jugadores, auxiliares o lo que se le ponga enfrente. Pero a final de cuentas la clave estará en la calidad del plantel.

Por ejemplo, en la portería se va a mantener Óscar Ustari, quien por cierto en lugar de agarrar vacaciones de inmediato, se quedó a seguir rehabilitándose de su rodilla, de hecho hasta presumió una foto con "Chente" Fernández, al que se topó en la clínica.

En el ataque se mantendrá el colombiano Jefferson Duque, por el que harán válida la opción de compra próximamente, pues en el poco tiempo que ha estado ha rendido.

El problema es con los jugadores que están en duda, como Felipe Baloy, quien gana sueldazo de goleador y dependería también de que les dejen barato (casi gratis) al que quiere el nuevo entrenador: Leiton Jiménez, a quien el "Profe" trajo a México.

La fortaleza de los Zorros está en la media cancha... por ahora, porque al igual que en las Chivas, habrá que ver si aguantan los cañonazos.

En este caso los Xolos están interesados en llevarse a Juan Carlos Medina, al que Miguel Herrera le pone casa y también esperen nuevamente una fuerte oferta de parte de Cruz Azul por "Poncho" González y dudo que con la austeridad rojinegra vuelvan a dejar pasar 7.5 millones de dólares.

Ya de los suplentes que estarán en la banca, mejor ni hablamos. Seguiré informando.

Mail: san.cadilla@mural.com