martes, 31 de mayo de 2016

Escape de película - Columna San Cadilla Reforma - 31 Mayo 2016

Escape de película

Hace 6 décadas teníamos al Santo, hace 5 a Pedro Infante, hace 4 a Jorge Rivero y hace 3 a Valentín Trujillo... Hoy, mis amigos, hoy tenemos a Alan Pulido.

La gran diferencia entre nuestro héroe de acción de 2016 con respecto a sus antecesores, es que todos ellos escribieron sus hazañas actuando en los escenarios y según las versiones de las autoridades del Estado de Tamaulipas, el señor Pulido lo hizo en un secuestro real y con más brillantez que la mejor de las películas de Duro de Matar...

Ni yo que tengo tanta imaginación, alcanzo a reconstruir en mi mente lo que la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas diiice que Pulido hizo la noche del domingo para liberarse del secuestro del que fue víctima la madrugada de ese día ¿ustedes sí?: Cautivo en una casa de seguridad, Alan ve su oportunidad y se abalanza sobre uno de sus plagiarios, quien no tuvo la inteligencia de amarrarlo ni de manos ni de pies para impedir que se moviera. Pulido ataca a su captor y empieza a ponerle una "madrina" memorable, sin recibir contestación.

Pero ahí no para la cosa, el decir de la justicia estatal es que mientras le pone en la torre a su secuestrador, Alan nos salió tan "chipocludo" que le quita el teléfono y marca al 066 para pedir ayuda a la Policía, todo esto mientras sigue golpeando a su captor.

Ahhhh, pero la cosa no para ahí. Como en el teléfono le preguntaron dónde andaba para saber a dónde mandar las patrullas, y como Alan no sabía, pues le preguntó a su secuestrador dónde rayos estaban, claro, mientras seguía golpeándolo.

Luego de un rato y todos esos golpes, nuestro héroe consiguió su libertad asistido de la Policía y lo más increíble de la historia no es que saliera apenas con un par de rasguños, sino que la bonita ropa playera que portaba en la pool party a la que asistió antes de ser plagiado estaba intacta, dejen ustedes que tuviera sangre del secuestrador, no llevaba ni una arruga...

Ojalá y la gente que maneja los destinos de James Bond lea esta columna, porque si lo que dice la procu de Tamaulipas siquiera se acerca a la verdad, aquí tiene a su próximo Agente 007, quien puede vencer al más pintado moliéndolo a golpes, hablando por teléfono y cuidando su guardarropa todo al mismo tiempo...

Mail: san.cadilla@reforma.com