domingo, 29 de mayo de 2016

La Dominguera - Columna San Cadilla Mural - 29 Mayo 2016

Un 'Conejo' que sigue y sigue

Bien dicen que la edad poco importa en el amor y también en el futbol. No es ningún guión de una película de Hollywood, ni mucho menos; es una realidad en la que la Liga MX sirve como testigo.

¿Quién lo iba a a decir? El técnico del Pachuca, Diego Martín Alonso, tiene 41 años y es el que da las indicaciones en la cancha y en el vestidor, pero ahí, tras el grupo de pupilos hay uno que tiene 43 años, dos más que él, pero eso sí, que lo respeta a como dé lugar y que no le descompone el grupo.

Óscar Pérez Rojas (Ciudad de México, 1 de febrero de 1973), nació y creció en el barrio de Iztapalapa, donde como cualquiera otro niño, una de sus más grandes pasiones era jugar al futbol, eso sí, desde siempre supo que portero era su posición favorita y nunca jugó en otro sector.

Amaba los guantes y la vestimenta diferente a al resto de sus compañeros. Así como aguantaba los cañonazos de sus amigos, también se aguantó el hambre.

Su mamá fue ama de casa y su papá trabajada como chofer en el transporte público. No fue un tipo problemático, tampoco tenía vicios, bueno... el futbol era el único.

Antes de llegar al Cruz Azul, donde se terminó de formar como futbolista y donde debutó, el "Conejo" era jugador del Atlante, pero ahí no tuvo futuro, tampoco fue aceptado ni por el Necaxa ni por el Toluca. El destino le tenía preparado algo con La Máquina.

CUMPLE SUEÑO

Como dicen la historia de los porteros es ingrata, porque se equivocan en una y su equipo puede perder, pero también, se puede convertir en los eternos suplentes, algo con lo que tuvo que luchar Pérez.

Aunque primero supo aprovechar una lesión de Robert Dante Siboldi y jugó una seguidilla de partidos como titular, la demanda de buenos resultados orillaron a que la directiva trajera como primer arquero a Hugo Norberto Scoponi, quien durante tres años opacó al "Conejo".

A pesar de que había debutado a los 20 años, Óscar ya tenía 23 y seguía en la banca, pero tuvo paciencia y supo esperar, más allá de que en varias ocasiones muy desesperado y con lágrimas le dijera a Carlos Hermosillo luego de los entrenamientos que ya no quería seguir en el futbol.

La llegada Luis Fernando Tena le trajo gloria al "Conejo", pues lo convirtió en el elemento titular, además de que con el "Flaco" logró el único título de Liga que tiene en su carrera en el Invierno 1997, si no es que hoy logra el segundo bajo la meta del Pachuca.

Luego del campeonato logrado, la fama y una mejora salarial tocaron la puerta de aquel chico de Iztapalapa, quien no se deslumbró con los lujos y las mieles de la Primera División.

Su historia fue todo lo contrario, pocas veces se hablaba de él por detalles extra cancha, no tenía problemas con sus compañeros y no se apresuró por tener la novia modelo de cualquier futbolista promedio.

Su comportamiento sobrio, pronto le trajo dividendos, ya que los marcas los buscaban para realizar comerciales.

'CONEJO' MUNDIAL

Hablar del "Conejo" Pérez, es también hablar de la Selección Mexicana en Mundiales. Aunque asistió a tres (Francia 1998, Corea-Japón 2002 y Sudáfrica 2010) sin duda, tuvo que ver en cuatro, pues en la justa de Alemania 2006 también jugó un papel relevante. Vamos por pasos.

En Francia 98 no jugó ningún partido, el histórico Jorge Campos aún era dueño de la portería, él, iba a aparecer bajo los tres palos hasta el 2002, cuando el Tri quedó eliminado a manos de Estados Unidos en los Octavos de Final.

Es claro, a Alemania 2006 no fue convocado por el técnico Ricardo Antonio La Volpe, debido a que el argentino consideraba que si incluía al "Conejo" en su proceso y en la lista definitiva para la Copa del Mundo, le iba a meter presión a Oswaldo Sánchez, quien fue el elegido por el "Bigotón".

Otros, quizá hubiesen considerado que tenían que estar los mejores en la competencia mundial, pero La Volpe no, quien creía que Oswaldo podía estar cometiendo errores si tenía a Pérez en el banquillo a punto de entrar cuando el DT lo determinara.

Ahí no acabó la historia del "Conejo" en los Mundiales, el futbol aún le tenía reservada una gran y polémica sorpresa.

Con 37 años, Pérez no sólo fue convocado contra todo pronóstico por Javier Aguirre, sino que lo contempló ¡como titular! cuando todos suponían que era el torneo para Guillermo Ochoa.

Lo más sorprendente era que el portero titular del Tri en una Copa del Mundo no tenía equipo, y el recién ascendido Necaxa le abrió las puertas a ese arquero que hoy aún sigue siendo noticia.

CUESTA ARRIBA

¿Cómo explicar que en el 2008 el "Conejo" se fue del Cruz Azul? 15 años defendiendo la camiseta de azul, quedaron en la nada cuando valió más la visión del técnico Sergio Markarían, quien relegó a la banca a Pérez y le dio la chance de su vida a Yosgart Gutiérrez.

En el Clausura 2008 el panorama se le oscureció a tal grado de que en varias ocasiones reveló que ya había perdido las ganas de asistir a los entrenamientos.

La relación con Markarián cada vez estaba más desgastada, el uruguayo decía abiertamente que Yosgart era mejor y que no le importaba que Pérez era un símbolo para La Máquina.

Le dolió en el alma, pero el guardameta se armó de valor y habló con la directiva para abandonar el equipo. En el Apertura 2008, el "Conejo" se fue a los Tigres y ahí comenzó un desfile de camisetas, mismo que representa la inestabilidad que significó su salida.

Tigres, Querétaro, Necaxa, Chiapas y el Pachuca, fueron los cinco clubes que le ayudaron a sanar una fuerte herida, misma que le hizo que por momentos ya o disfrutara la esencia del futbol.

Otro de las etapas más duras que ha vivido el portero, fue cuando su hermano René sufrió un derrame cerebral y, el "Conejo" tuvo que decidir entre desconectar o no a su hermano, quien estaba destinado a vivir en estado vegetal.

Finalmente, el guardameta determinó que se desconectara luego de pasar los días más largos de su vida, pero de manera milagrosa su corazón seguía latiendo y aunque quedó con secuelas, la conclusión no fue tan dolorosa como lo creyó en un principio.

HISTÓRICO

Su profesionalismo y su cuidado diario, le han permitido que a sus 43 años esté jugando la Final de la Liga MX.

Escándalos no han marcado la carrera del "Conejo", al contrario, la sobriedad le han ayudado a rodearse de su familia y de buenos amigos, a diferencia de la gran mayoría.

Su esposa no es modelo, tampoco la conoció en una fiesta, en su etapa en el Cruz Azul, conoció a Gabriela Herrera, con quien tiene dos hijos, en un café y aunque resulte redundante, también fue en una cafetería su primera cita. Ella lo ha ayudado a manejar los altibajos de su carrera y también es parte medular en el proceso que tiene que realizar el guardameta, pues sin duda no será fácil frenar una carrera de más de 23 años.

Hoy, el "Conejo" está en una selecta lista que componen Cuauhtémoc Blanco, Lupillo Castañeda, Martín Vantolrá, Efraín Herrera, quienes han jugado arriba de los 40 años al menos un partido oficial.

El destino dirá si el "Conejo" logra el título hoy frente al Monterrey, con lo que se convertiría en el arquero con más edad en ser campeón, digo... y si no pasa lo histórico nadie se lo quitará.

Mail: san.cadilla@mural.com