martes, 7 de junio de 2016

Chamba en Cancún - Columna San Cadilla Mural - 07 Junio 2016

Chamba en Cancún

Efectivamente como ya lo leyeron, la directiva de Chivas tendrá días difíciles en Cancún, empezando hoy cuando se pondrá a analizar junto con su DT qué hará con Omar Bravo.

El delantero histórico ya no pasa por su mejor momento, cobra como capitán, será banca de Marco Bueno, quien a su vez será suplente de Ángel Zaldívar y por si esto no fuera poco no es el jugador favorito de José Luis Higuera.

Es decir que prácticamente la decisión de soltarlo está tomada, pero quien puede inclinar la balanza es Matías Almeyda... o el mismo Bravo.

Porque la ventaja que tiene el atacante es que tiene contrato vigente, así que aunque de palabra hubiera acuerdos, el papelito habla y en un momento dado pudiera aplicar la de Ángel Reyna.

Una vez solucionado este tema, los rojiblancos deberán ver de dónde sacar la lana para pagarle a Chepo de la Torre lo que le deben para antes de mañana a mediodía que es cuando empieza el draft.

Después de solucionar eso deberá cerrar las compras que en teoría ya amarró con Grupo Pachuca.

Una vez que firmen y demás, vendrá otra complicación: aguantar los cañonazos por sus jugadores, incluyendo suplentes.

A Miguel Ponce no lo quieren soltar, pero los pachucos ya lo sienten con ellos, pero además de los nuevos amigos de Jorge Vergara les garantizo que habrá otros interesados en el lateral izquierdo.

Al suplente Toño Rodríguez lo quieren Veracruz y Necaxa, quienes no tienen portero y saben que a los rojiblancos les puede ser tentador prestar a su banca para que termine de madurar, aunque prestado sin opción de compra.

Mientras que a Israel Castro le buscan acomodo, ahí no es problema soltarlo porque ya firmaron seis meses más a Carlos Salcido, el problema con Castro es encontrar quien le pague el sueldazo que se carga.

Carlos Salcedo difícilmente saldrá en México, pero él sigue pensando que con lo hecho hasta ahora, sumado a lo que haga en Río de Janeiro le lloverán ofertas de Europa y ahí quiero ver cómo le hacen para tapar el hueco del Titanic.

Hasta aquí está lo sencillo, porque después estarán esas ofertas más que tentadoras por los titularazos como Zaldívar, Carlos Cisneros, Isaac Brizuela, Orbelín Pineda y demás jugadores atractivos para cualquiera.

Ninguno de ellos es factible que salga, pero de que habrá ofrecimientos no tengan la menor duda.

A trabajar horas extra

Pues si en Chivas no van de vacaciones a Cancún en Atlas ya traen dolor de cabeza.

Como sabemos no traen lana y encima no han podido deshacerse de Franco Arizala, Felipe Baloy, Walter Kannemann ni de Gonzalo Bergessio.

Incluso a este último ya le ganaron el lugar con el que soñaba en la delantera de Boca Juniors.

Como les había platicado Darío Benedetto era la primera opción y sabrá Dios de dónde, pero encontraron cómo pagarle, así que ahora hay que encontrar algún otro incauto club argentino que pudiera llevarse al goleador (por llamarle de algún modo) que jugó (es un decir) con Atlas el torneo pasado.

Una vez que puedan al menos apalabrar la salida de alguno de estos jugadores en donde sea, entonces tratarían de convencer a Leiton Jiménez de que le haga el favor a los Zorros de firmar por una cantidad menor a la que gana en Tijuana, donde calentó la banca un año.

A los que ya tienen (si no hay una sorpresa) es a Daniel Arreola y Javier Salas, quienes vienen del descendido Dorados.

Ya después si aún les queda lana irán por el colombiano Jaine Steven Barreiro para jugar junto a Leiton y mandar a Rafa Márquez de contención.

Una vez logrado eso buscarían el milagro de bajarle a Milton Caraglio a los Xolos a cambio de Juan Carlos Medina o de lana (que no tienen) para después lidiar con lo más difícil, aguantar los billetazos por "Ponchito" González o Daniel Álvarez.

Ya si no logran nada en el ataque se le juegan con Jahir Barraza, Martín Barragán y Jefferson Duque en la delantera... se vale rezar.

Mail: san.cadilla@mural.com