lunes, 27 de junio de 2016

Columna San Cadilla Norte - 27 Junio 2016

Inadaptados

El futbol es hermoso, bello, emocionante, vibrante y pasional.

Con un partido puedes llorar de alegría o tristeza, emocionarte por unos 90 minutos de ensueño o, incluso, bostezar por un partido como el de Portugal vs. Croacia.

Emociones así te puede arrojar un partido de futbol y lo aceptas porque es nuestro deporte y entiendes que hay ocasiones en las que habrá miel y en otras hiel.

Pero lo que no puedes ni debes aceptar es lo que sucedió el sábado tras el Clásico de Leyendas que se jugó en el Tec.

El resultado en la cancha es lo de menos. Ganó Rayados 2-1 y el pasado Tigres 4-1. Pero es lo de menos, eso es de convivio. Todos son amigos y así lo entienden, sean Rayados o Tigres. Al final en la cancha todos se abrazaron porque fue una fiesta entre gente civilizada.

Donde no la hubo y -en cambio- fue entre animales irracionales, como viles bestias sin control, fue en las afueras del Tecnológico.

¿Que de quiénes hablo?, pues de quién más sino de los más inadaptados no sólo de esta ciudad, sino de este País llamados La Adicción.

¿Supieron lo que hicieron estas bestias, estos animales irracionales y -sin exagerar- escorias de la sociedad?

Casi dejaron sin un ojo a un joven estadounidense que caminaba a las afueras del estadio... ¡Sólo porque traía camisa de Tigres!

Síganle...

Escorias

Se acabó el juego, que era lo de menos, y una familia -como todos- salió caminando del Tec buscando o su vehículo o su medio de transporte. Esta familia estaba integrada por un señor, una señora, hijos y un sobrino, quien fue el más afectado.

Resulta que la familia iba caminando rumbo a Garza Sada y se toparon casi de frente a integrantes de La Adicción. En la familia dos hijos iban con camisa de Rayados y el sobrino, quien venía de vacaciones de los Estados Unidos, con la de Tigres.

Animales adictos, al verlo a él, se le lanzaron encima. Sí, era su víctima, un joven veinteañero sólo porque traía una camisa amarilla, señores. Lo agredieron.

Sus primos -rayados- se metieron y les robaron reloj, anillo, 40 pesos y hasta una gorra ya usada.

Golpearon al inocente estadounidense tigre, quien al correr al Oxxo de la esquina lo alcanzaron y casi le sacan su ojo izquierdo.

Sí, señores, tengo la foto de cómo lo dejaron. Su ojo no volverá a ser el mismo. Le desgraciaron la vida al pobre joven.

Si bien no lo perderá, tampoco volverá a ser igual. Sus padres en Estados Unidos están que se mueren del miedo de saber que su hijo, inocente, fue agredido de esa magnitud en una ciudad donde la violencia está cada vez más fuerte.

Pero no, señores padres del joven, no fueron narcos, no fueron secuestradores, no fueron políticos resentidos, fueron algo peor en esta ciudad: La Adicción, gente inadaptada que vive en otro mundo.

Los tíos llevaron al joven a una clínica ahí cerca, en la Colonia Roma, pero por la gravedad de su ojo, que estaba en un muy mal estado, les dijeron que lo llevaran al Hospital Universitario, y ahí se portaron muy bien y lo ayudaron de manera perfecta.

¿Y qué va a pasar con los inadaptados?, nada, seguirán viviendo para delinquir, para intentar matar a quien se les cruce con camisa amarilla y alimentando esa mente enferma que les desgració la vida.

Señores, no es broma, animales de La Adicción dejaron sin ojo a un joven estadounidense por el simple hecho de traer una camisa de Tigres. Ya lo de menos es que robaron a sus primos.

La verdad ya no sé ni cómo terminar este tema. Ya no sé cómo denunciar a esta escoria de la sociedad.

¿Algún psicólogo o sociólogo (no sé quién) podría explicar por qué una persona que dice ser ser humano se comporta como bestia por una razón como esta? Escorias de la sociedad es -tal vez- un halago para estos enfermos de la sociedad.

PD: Y al final se subieron a sus camiones riéndose y celebrando porque casi matan a un rival.

En mi France

Los que andan en búsqueda de un goleador europeo... son los Tigres.

Les cuento así de rápido: un directivo de Tigres anda en Europa tratando de cerrar un goleador para los felinos.

Tras la partida de Rafael Sobis, la directiva auri se lanzó a mi France para ver si concreta otro jugador que aporte gol.

¿Será que se quieren proteger por la posible paga de la cláusula de André de parte de los chinos?

Esta última es especulación. Lo de que un directivo anda en France es un hecho. #NoEsUnYoCreo.

Mail: sancadilla@elnorte.com