miércoles, 8 de junio de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 08 Junio 2016

Lógica ilógica

Pues no cabe duda que a estos amigos de la Liga MX siempre se les escapa algo, por muy buena voluntad que puedan tener.

Ahora resulta que en su intento por mejorar el formato de la "Copa Muy Equis", ese torneo que sigue siendo aburridísimo por más promoción que le quieran dar, pues tomaron la medida de que se juegue con los 12 equipos mejor ranqueados de la temporada anterior, tanto de la Liga MX como del Ascenso MX, pero en su intención de "ser justos" para elegir a los participantes tuvieron el "grandioso" detalle de dejar fuera ni más ni menos que al Necaxa, campeón del Ascenso y por ende uno de los que más puntos hizo el año pasado.

Resulta que sólo van 12 equipos de Primera División, y ya quitando a los cuatro que jugarán la Concachampions, de los restantes sólo quedaron bailando el Atlas -el que menos puntos sumó- y el Necaxa -por ser el recién ascendido.

Resulta que a Dorados sí lo metieron a la Copa cuando fue prácticamente el peor en un año en Primera. Tan es así, que descendió.

Con esta lógica tan torcida, le dan al equipo que descendió la chance de conseguir un título y se lo quitan al que ascendió.

Eso sí, quizá le venga mejor a los Rayos concentrarse sólo en la Liga para tratar de escapar rápido del patético sistema del descenso, el famoso cociente de 0.0000 con el que empiezan, y no perder energías en la Copa MX.

Aunque ahora que lo pienso, ¿no será que para eso dejaron fuera al Necaxa de la Copa? ¿Para que el ex equipo del ahora secretario general de la FMF aproveche mientras Morelia, Tijuana y Veracruz, sus rivales para no descender, sí se desgastarán en la Copa? No quiero pensar mal... Neta que no quiero.

El sueño centenario

Ayer que Zlatan Ibrahimovic armó un circo quesque para revelar su futuro, y lo único que hizo fue presentar su nueva línea de ropa, dejando a todos con la misma duda con la que llegaron, me acordé de lo que un pajarillo azulcrema me contó.

En diciembre, en una cumbre de la cúpula del América con sus patrones de San Ángel tras quedar fuera del Mundial de Clubes, además del jalón de orejas de sus vidas recibieron una instrucción: que para el Centenario tenían que fichar a una estrella, que va una estrella, la sugerencia fue una megaestrella.

La indicación es que había cartera libre para uno, pero ese uno debía ser alguien que provocara la locura no del Estadio Azteca ni de la Liga MX, sino del mundo.

Los tiempos coincidieron con la noticia de que Zlatan no renovaría con el PSG, por lo que se podía vincular gratis a cualquier club, y entonces alguien lo vio vestido de amarillo, pero nadie se tomó en serio semejante sueño guajiro.

Ayer que Ibra "esquivó" su fichaje por el Manchester United, yo me atreví a pensar: "¿Cuatro meses con el Ame, un Mundial de Clubes enfrentando al Real Madrid?". Mmm... No.

Mail: san.cadilla@reforma.com