martes, 28 de junio de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 28 Junio 2016

Anuncios
Vaya luna de miel

Quien tuvo que pasar una luna de miel exprés fue el nuevo jugador de los Pumas, Abraham González Casanova, quien apenas contrajo nupcias el pasado sábado y ya tuvo que volar a México para incorporarse a la pretemporada felina.

Me comentan que cuando vino el estire y afloja para firmar su contrato con los del Pedregal, el jugador quedó un tanto acongojado cuando le comentaron que si firmaba tenía que integrarse en friega al equipo porque ya iba a empezar la parte de pretemporada de playa en Acapulco, y así con toda la pena del mundo, González tuvo que decir que se iba a casar el 25 de junio y preguntó si eso era mucho problema, pues lo tenía muy planeado, sin saber que de pronto le caería la oferta mexicana y aquí los calendarios son distintos a los europeos.

Así que apretando los dientes, el presidente de Pumas, Rodrigo Ares, tuvo que aguantar y decir "pues ni modo que le digamos que no se case" y fueron tan espléndidos los felinos que le dieron ¡uuun díaaa! sí, un día de luna de miel, pues el show del futbol no se detiene ni con casorios ni con nada, así que al estilo de André-Pierre Gignac que trajo a su esposa desde Francia ya con niño en la panza a punto de dar a luz, pues ahora le tocó a Abraham entrar a chambear y tener que dejar la luna de miel para nueva ocasión, aunque para su fortuna aquí tiene playas de sobra y le van a quedar bien cerquita...

No es el primero

Y si ustedes creen que Marc Crosas es el primer jugador al que Tomás Boy y Cruz Azul le dan una patada "en la retaguardia", déjenme refrescarles la memoria.

Hace un semestre, cuando La Máquina estaba por comenzar el torneo, había otra alma en pena trotando en solitario en una cancha alterna, alejada a la del primer equipo. Ese era Fernando Belluschi.

Al argentino también lo cepillaron y luego de que le avisaron que no entraría en planes, él no quiso perder ritmo y pidió chance para entrenar en las instalaciones de La Noria, igualito que Marc Crosas.

¿Casualidad? No lo creo, el buen Belluschi guardó silencio y no volvió a hablar más, para evitarse más enemigos, ya ven que el "Pacto de Caballeros" tiene muy buenos oídos.

Así que lo que le pasa hoy en día a Crosas es algo común en el actual Cruz Azul, por eso ya hay varios jugadores que están tomando sus precauciones en caso de no "gustarle" al "Jefe", pues las formas en las que le dieron las gracias a Crosas no le gustaron a casi nadie.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios