lunes, 6 de junio de 2016

El caso Jaguares - Columna San Cadilla Reforma - 06 Junio 2016

El caso Jaguares

La geografía del futbol no acaba de asentarse para el siguiente torneo. Cuando parecía que Jaguares sería vendido y que iría nuevamente a San Luis para que los Tuneros regresaran al Máximo Circuito, resulta que no hay nada de nada.

De la noche a la mañana se vinieron abajo los proyectos y parece que no hay modo de enmendar el camino.

Dicen que no hay más valientes en el horizonte de los felinos del sureste y que la familia López Chargoy va a tener que apechugar otra temporada con sus Jaguares.

Sin embargo, las deudas siguen. Hay varios jugadores sin cobrar y personal administrativo al que tampoco se le han cubierto algunos adeudos, pero nadie se anima a poner su queja ante la FMF, y la gente del organismo no se va a dar por enterada si nadie les avisa.

En fin, de que las aguas se mueven, se mueven, pues hay otras versiones que indican que ante la negativa del gobierno chiapaneco por sacar dinero para apoyarlos y a que no existen otros inversionistas que le quieran entrar, el equipo podría acabar ¡en Puebla!

¿Será que en tierras camoteras hay un mayor apoyo gubernamental? Es sólo una duda.

Por lo pronto, les aviso que el último día para resolver si los Jguares se quedan o se van de Tuxtla Gutiérrez es hoy, a menos que en la Liga MX les den una prórroga. Ya veremos.

Por cierto, sobre la permanencia de Ricardo La Volpe en el equipo, existen posibilidades reales de que así sea porque luego de que se cayó el tema con el Toluca, el "Bigotón" no quiere quedarse sin chamba. A final de cuentas a pesar de los retrasos, le encanta estar en la cancha pegando de gritos.

'Como el chinito'...

Y mientras en Celaya siguen echando la casa por la ventana, con estadio remodelado y hasta con Emilio Butragueño inaugurando el nuevo inmueble que llevará su nombre, todo parece indicar que no habrá equipo de Primera División la próxima temporada.

Si bien Guillermo Lara veía la posibilidad de hacer tratos con alguno de los equipos con problemas económicos, como Jaguares, su pasado se lo va a impedir.

Resulta que a Lara no lo pueden ver ni en pintura los integrantes de la familia López Chargoy porque tuvieron algunas rencillas en el pasado y las cosas quedaron bastante tensas entre estos personajes, por lo cual, la gente del Celaya ya se resignó.

Dicen ahora que Lara y sus inversionistas quieren reforzar al plantel y meterle todo lo que se pueda para lograr el ascenso por la vía deportiva el próximo año, porque está difícil negociar de otra forma.

Mail: san.cadilla@reforma.com