miércoles, 22 de junio de 2016

Nerviosismo tricolor - Columna San Cadilla Mural - 22 Junio 2016

Nerviosismo tricolor

Así como lo ven calmadito a Juan Carlos Osorio, pues ya vimos en un video que transmitió la cadena gringa Bein Sports que no es tan tranquilito como aparenta.

Menos mal, porque sería el colmo si anduviera muy campante como si nada hubiera pasado después de los 7 goles de Chile.

En el video se ve al colombiano discutir con Santiago Baños ante lo que parece un cuestionamiento del dirigente, mientras Guillermo Cantú observa sentado.

Claro, ya salió Baños a decir que no pasó nada, que el entrenador es mucho de expresarse con ademanes. No lo dudo, pero no se le veía así en las entrevistas.

Insisto, es normal, pero también me queda claro que ese juego y la plática que tendrán hoy los dirigentes con el DT podrían dejar más consecuencias que personas aceleradas por la cafeína del cafecito que se avienten.

Ya veremos.

Viejo conocido

Ahora que en Chivas tendrá todo el poder Matías Almeyda, no podemos descartar que lleguen al equipo más argentinos de su confianza.

En Fuerzas Básicas quedó a cargo Diego Martínez, un entrenador que estaba a cargo de la escuela de Chivas en León hace muchos años y que terminó acá.

Pero eso es ahorita, porque no descarten que le den las gracias en cualquier momento, algo que él y muchos que trabajan en Chivas sienten, porque ya ven que eso de durar muchos años en esa institución no es lo más común.

Con o sin él, quien encaja en el perfil del puesto que dejó vacante José Luis Real es ni más ni menos que un ex empleado de la casa de enfrente que fue Director Deportivo hace varios años.

Sí, Claudio Vivas es amigazo de Almeyda y podría tomar el puesto del "Güero" o cualquier otro. Ojo, no lo estoy promoviendo, simplemente les platico cómo está la situación.

Claro que a final de cuentas pudieran quedarse así como están, principalmente porque la lana se fue en refuerzos y en esa área podrían bajarle a los gastos.

Y más si en realidad quieren hacer un último intento por Javier Aquino o Alan Pulido; digo, al menos eso han dicho José Luis Higuera y Jorge Vergara, que como los seleccionados pueden cambiar de equipo hasta el cierre de registros en una de esas lanzan otra oferta por el felino o bien por el que anda en Grecia.

(No) se vale soñar

Y mientras tanto en Atlas las cosas siguen igual, es decir sufriendo para llegar a la quincena, como cualquier mexicano mortal, pues.

A menos de dos años de que TV Azteca compró a los Zorros, el equipo parece estar maldito y condenado a batallar siempre con el cochino dinero.

En estos momentos muy poca diferencia existe con aquel Atlas de los chorrocientos socios, que no sabían cómo pagar la nómina y vendían a sus figuras para poder pagar sueldos y no para comprar refuerzos.

A poco más de tres semanas de arrancar el torneo aún no se ve en dónde vayan a invertir los 7 millonsotes de dólares que recibieron por Poncho González.

El que ya está aquí es Steven Barreiro, quien tras más de un mes de negociaciones apenas llegó para hacer exámenes médicos.

¿Y los demás? ¿No, pues cuáles?

Lamento volverles a decir mis queridos atlistas que la cosa no pinta bien y que si esperan más refuerzos, mejor siéntense para que no se vayan a cansar.

La directiva encabezada por Gustavo Guzmán sigue queriendo colocar a Gonzalo Bergessio, pero me parece que no saldrá ni en lotería porque nadie quiere pagarle ni una tercera parte de su sueldo.

El delantero está dispuesto a cobrar menos para quedarse con los Zorros, por aquello de que le den "¡o-trao-por-tu-ni-dad!, ¡o-trao-por-tu-ni-dad!".

El caso de Walter Kannemann es similar, aunque el dinero a pagar no es tan alto y no está muy cotizado que digamos.

Lo que sí sé es que muchas ganas de venderlos no han tenido porque algunos promotores han ofrecido colocarlos en países sudamericanos y tardan días en devolverles las llamadas.

Mail: san.cadilla@mural.com