domingo, 10 de julio de 2016

La Dominguera - Columna San Cadilla Mural - 10 Julio 2016

Anuncios
Fanático legendario

Normalmente, Noel Gallagher vive en su mundo, no le importa demasiado lo que pasa a su alrededor y muy pocas veces enciende el televisor, al menos que sea para ver futbol.

El ex guitarrista y líder de la legendaria banda inglesa Oasis toma pocas cosas con seriedad, de hecho le gusta reírse y burlarse de casi todo, pero no cuando se trata de su verdadera pasión.

Leyenda viva de la música, el autor de temas como "Some Might Say", "Wonderwall" y "Don't Look Back in Anger" siente que siempre estuvo en el lugar equivocado, pues más allá de la fama y trascendencia de Oasis, nunca pensó en ser una estrella de rock. Eso fue algo que se dio por su genio musical y la invitación de su hermano, Liam.

"Nunca tuve ese pensamiento. Nunca quise estar en una banda hasta que vino Liam y me pidió que me uniera a la suya, en serio. Es increíble, pero es verdad, soy honesto, yo era fan de la música, nunca quise ser una estrella de rock. Lo único que me interesaba eran el futbol, las chicas y las drogas", declaró en una entrevista para el diario argentino La Nación, en marzo de este año.

Gallagher es fanático del Manchester City, uno de los equipos de su ciudad natal y acérrimo rival del Manchester United.

Por eso, no perdió la oportunidad de ser el primero en tener una entrevista exclusiva con Pep Guardiola, el nuevo técnico de los Citizens, el domingo de la semana pasada.

"Espero que me enseñes los mejores bares en la ciudad para tomar una cerveza", le dijo el catalán.

UNO MÁS DEL EQUIPO

Gallagher no pierde la oportunidad de asistir a los estadios en los que se presenta su equipo y, siempre que habla de él, se incluye en la frase con un "nosotros".

También le gusta compartir momentos con los futbolistas, tomarse fotos con ellos y darles palabras de apoyo. Más allá de ser una celebridad, es un ferviente aficionado de los Citizens.

Tiene fotos con Vincent Kompany, Carlos Tévez, Mario Balotelli, Sergio Agüero y Yaya Toure, entre otros... o más bien ellos tienen fotos con él.

La vida de Gallagher, de 49 años, ha estado siempre ligada al futbol.

"Mis primeros recuerdos son del Mundial de Argentina, de Mario Kempes y Oswaldo Ardiles. Vi un documental hace años sobre la política en 1978 y cómo Argentina debía ganar aquel Mundial por la enorme presión que había. Recuerdo también a Holanda, hacían un juego fantástico", declaró para ESPN.

TIENE PARA TODOS

A Gallagher le aburre y hasta le molesta hablar de Oasis, las razones de su separación, los rumores de un reencuentro de la banda y la relación amor-odio con su hermano. Su rostro de fastidio al hablar de esos temas tiene su opuesto cuando le preguntan de futbol.

Como cualquier aficionado, tiene sus favoritos y sus más odiados, pero como es costumbre desde que lideraba a Oasis, sus opiniones tienen una gracia y crudeza poco comunes en quienes declaran frente a un micrófono.

"Odio a José Mourinho, es un tonto. ¿Mourinho una estrella de rock? Debes estar bromeando. No lo es. Es un tipo muy complicado. Tengo un hijo de 7 años y él es más maduro que Mourinho. Me gustaría entrevistarlo y preguntarle: '¿Por qué eres un maldito idiota?'", declaró para Fox Italia, en 2015.

"Maradona en lugar de Pelé y también sobre George Best. De los futbolistas actuales, Lionel Messi, claro. Cristiano Ronaldo es como Mourinho. Es un idiota".

Gallagher, quien siempre fue un rebelde de la música y abiertamente autodeclarado un genio, conoció a Diego Maradona en 1997.

"Si Maradona fuera un músico, sería yo. Y si yo fuera un futbolista, sería Messi. Maradona es un gran personaje. En Inglaterra lo odian por aquello de la 'Mano de Dios', pero aparte de eso es un ser querido".

Un día antes del partido de vuelta en las Semifinales de la Liga de Campeones de este año, entre el City y el Real Madrid, Gallagher se hospedó en el mismo hotel que el equipo español en Manchester. Ese día bromeó con la idea de evacuar el hotel varias veces para que los Merengues pasaran una mala noche.

"Ya me imagino a Cristiano Ronaldo solicitando una tabla de planchar a las cuatro de la madrugada y a Gareth Bale pidiendo un secador de pelo a las cinco", declaró entre carcajadas para Talk Sport.

ODIO POR LA SELECCIÓN

Noel nació en Manchester y ahí conoció el amor por la música y el futbol, sin embargo, no tolera a la Selección de su país.

"Encuentro fastidioso todo el circo alrededor de la Selección. Cuando le ganaron a Alemania en un amistoso, eran los mejores del mundo, pero todos sabemos que Alemania ganará el trofeo e Inglaterra será afortunado si avanza a Cuartos de Final", dijo en una entrevista para The Mirror.

"No soy fan de Inglaterra, aunque sería grandioso que Inglaterra ganara algo, sería asombroso. Internacionalmente no apoyo a nadie, pero si Inglaterra jugara contra Escocia mañana, apoyaría a Escocia, a Irlanda o a Gales. He asistido a partidos de Inglaterra y siempre es una buena carcajada".

Gallagher fue de los pocos que no tuvo palabras positivas para el Leicester, sorpresivo campeón de la Liga Premier.

"No me interesa, si no lo ganamos nosotros, no deberían darle el trofeo a nadie; claro que no me gustaría que el Manchester United ganara nada, para ser honesto, mejor que lo ganara el Tottenham, no sé por qué".

UNA BANDA DE ESTRELLAS

Talento, arrogancia y notoriedad son algunas de las cualidades que algunos futbolistas comparten con las estrellas de rock, como Noel, quien, si pudiera, armaría una banda con algunos jugadores históricos y otros no tanto.

"Muchos de los futbolistas de hoy son cuadrados, para estar en mi banda deberían tener carisma", afirmó para BBC Sport.

"El guitarrista principal tiene que ser un mago y ese mago tiene que ser Zinedine Zidane. Le daría a la banda el toque francés y, como jugador, era un absoluto genio. Verlo jugar era como ver al conductor de una sinfonía y, si me presionas, diría que es mi futbolista favorito de todos".

El compositor estuvo en el Estadio Olímpico de Berlín, en la Final del Mundial Alemania 2006.

"En la Final la gente recuerda la tarjeta roja, pero no el penalti que marcó ese día. Picó la pelota y la mandó al travesaño y luego a gol, eso requiere valentía. Todo eso y que fumara 20 cigarrillos al día, hombre, ¡eso es rock'n roll hasta la médula!".

En el bajo pondría a otro francés, Patrick Vieira.

"Pensé en Roy Keane, uno de los grandes de la Liga Premier, pero no lo podría en mi banda porque no es alegre. Se supone que la música sea divertida y no quisiera a una persona miserable, de ninguna manera", agregó.

"Podría a Vieira, porque puede llevar el ritmo y es muy confiable".

Para la batería, pondría a Mario Balotelli.

"No me gusta porque sea muy bueno, sino porque está loco. Mario también podría rapear algunas veces, de todos modos es una estrella de rock moderna. Le encantan las redes sociales, no es confiable y claramente es malo para escribir canciones. Pones todo eso junto y bien podría ser un doble de Liam".

En la voz principal estaría George Best.

"Georgie es mi frontman porque es el mejor futbolista de todos los tiempos y siempre se veía cool. Fue la primera superestrella del futbol. Sí, jugaba para el Manchester United, pero nunca pude odiarlo, todo el mundo lo amaba".

Erick Cantona, otra estrella del United, estaría considerado, pero no pasaría el corte.

"Recuerdo que admiraba a Cantona, apreciaba su grandeza, pero en la cancha lo odiaba, cuando anotaba gol para vencer al City, quería romperle las dos piernas".

Cuando lideraba Oasis y el City pasaba por una fuerte crisis financiera, antes de su venta en 2008, la directiva invitó a los hermanos Gallagher a invertir en el club de sus amores, pero Noel simplemente no se veía en esa posición.

"Yo prefiero mejor ser un fan", le dijo a Gary Neville, ex futbolista del United y hoy comentarista, en una entrevista.

Y así se quedó, como un fanático infaltable en la tribuna, con su clásica chamarra azul.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios