lunes, 25 de julio de 2016

Muestra de humildad - Columna San Cadilla Reforma - 25 Julio 2016

Anuncios
Muestra de humildad

Como también se vale decir las cosas positivas, quiero resaltar lo que pasó hace unos días en La Noria.

Por ahí de las 9 de la mañana, algunos jugadores de Cruz Azul hicieron algo inusual al llegar al entrenamiento celeste.

En la puerta un grupo pequeño de aficionados, en sí una familia, esperaba a los jugadores para pedirles un autógrafo y, de ser posible, una fotografía. Me dicen que el primero que llegó fue Francisco Javier Rodríguez, quien en un principio sólo bajó la ventana de su auto para estirar la mano y dar la firma, pero... con todo y la fama que tiene el "Maza", al percatarse que en la familia había una niña con capacidades diferentes en silla de ruedas de inmediato abrió la puerta para descender, saludarla y posar para la foto.

Sin conocer la situación, minutos más tarde llegaron otros jugadores para la práctica y cada uno detuvo su auto al ver a la familia y, de forma espontánea y contraria a lo que muchas veces se ve en la llegada o salida de futbolistas de su club, se bajaron de los coches para saludar a la familia y responder a las peticiones de fotos con la niña, la que no cabía en felicidad por el gesto de jugadores como Julio Domínguez y Ariel Rojas, quienes incluso platicaron unos instantes con ella.

Así que si algunas veces se les juzga por lo contrario, ahora habrá que dedicarles un fuerte aplauso al considerar los sacrificios que hacen sus aficionados para verlos y ceder un minuto de su tiempo que le puede hacer el día a alguien, a pesar de tener que soportar el frío mañanero.

Ojalá y estas historias se repitan más seguido. Cuando me entere de otra se las reporto por aquí.

Despedida feliz

Al terminar el América-Toluca no hubo un solo azulcrema que no estuviera feliz por el triunfo 3-1 ante los Diablos Rojos, pero ninguno cerca de la alegría que tenía Oribe Peralta.

El "Cepillo" recibió el clásico homenaje que se le da al jugador que marca un hat-trick: quedarse con el balón del partido firmado por todos sus compañeros.

El delantero no dudó en presumir su souvenir y por lo tanto llevó la pelota en brazos durante todo el trayecto entre el vestidor y el camión del equipo.

Además, celebrar el triplete, su primero con la playera de las Águilas, parece ser un buen augurio para Peralta, quien reportó ayer mismo con la Selección Olímpica, por la que se perderá de menos las Fechas 3 y 4, y en caso de llegar hasta la Final, las 5 y 6.

En el Podcast, los Pumas se van de CU caminando.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios