martes, 26 de julio de 2016

Sin goles no hay fiesta

Anuncios
Por: Enrique Cavazos (26 julio 2016)

Los actuales Tigres no han dado color y podrían convertirse en blancos.

Pese a ostentar de uno de los ataques de mayor peligro en el futbol mexicano, los felinos están a un paso de igualar su peor arranque en una temporada a la ofensiva.

Si el equipo auriazul no consigue anotarle el sábado al América en el Estadio Azteca, ligaría tres encuentros sin marcar gol, repitiendo lo sucedido en el Verano 1998, el Apertura 2007 y el Clausura 2014.

Ni los nombres de André-Pierre Gignac, su máxima figura, u otros elementos de alto calibre frente a los arcos rivales como Javier Aquino o los recién llegados Ismael Sosa, Luis y Julián Quiñones han podido darle al cuadro de Ricardo Ferretti su primera diana del Apertura 2016.

Los felinos se fueron en blanco en la primera jornada en la visita ante Santos, lo mismo que el sábado pasado cuando recibieron al Atlas.

"Tuca" no escondió su preocupación porque sus jugadores no han encontrado el gol, y de seguir así un partido más, repetiría algo que el propio técnico ya vivió al mando del cuadro auriazul hace dos años.

En la primera mitad del 2014, los de la UANL arrancaron sin gol en las primeras jornadas del certamen, cayendo 3-0 ante América de visita, con un empate 0-0 ante Pachuca en el Universitario y otro descalabro de 2-0 frente a Monarcas en Morelia.

Era el inicio del final de la era de Lucas Lobos y Danilinho, quienes integraban el ataque junto a Darío Burbano y Alan Pulido, luego de un torneo en el que no clasificaron al finalizar en la posición 14 y sólo tuvieron el consuelo de ganar la Copa MX.

En el Apertura 2007, cuando eran dirigidos por Américo Gallego, Tigres arrancó con empate sin goles en el Uni ante San Luis, perdió 1-0 en su visita a Cruz Azul y terminó por caer con el mismo marcador ante Toluca en suelo regio en la tercera fecha.

Los cuatro hombres de ataque del "Tolo" eran Walter Gaitán, Guillermo Marino, Francisco Fonseca y Sebastián Abreu, y para cambios tenía a Emmanuel Cerda y a Juan Pablo "El Loquito" García.

Esos Tigres no clasificaron luego de quedar en el fondo del Grupo 3 con 16 puntos.

La primera vez que los auriazules registraron los primeros tres compromisos sin gol en una temporada fue en el Verano 98, cuando sumaron dos derrotas de 3-0 en casa ante Atlante y Toluca y después sufrieron un 2-0 en contra ante La Máquina en el Azul.

Los primeros dos descalabros le costaron el puesto a Carlos Miloc y su lugar fue tomado por Osvaldo Batocletti. En la ofensiva de aquellos felinos estaban Javier Lozano, Marco Antonio Ruiz, Eddy Carazas y Aílton Goncálvez.

Esa versión de Tigres no clasificó, al finalizar en tercer lugar del Grupo B con 23 puntos, el objetivo era evitar el descenso.

En el papel, "Tuca" cuenta con mejores armas que esas anteriores ediciones de Tigres para evitar entrar al club de los mansos.
Anuncios