martes, 16 de agosto de 2016

Casi como ellos

Anuncios
Por: Juan Carlos Jiménez (16 agosto 2016)

Para defender los Tigres están hechos unas fieras, pero al ataque andan muy chatos.

Con sólo 4 goles en 5 jornadas, los Tigres están viviendo su tercer peor arranque de torneo desde que Ricardo Ferretti tomó al equipo por tercera vez hace 6 años.

Un gol en el Clausura 2014, y 3, en el Clausura 2015 tras cinco fechas disputadas, han sido los peores inicios de temporada bajo el mando del "Tuca".

En el 2014, sólo le habían anotado a los Pumas en la jornada 4 y se fueron en blanco ante América, Pachuca, Morelia y Rayados.

Para el Clausura 2015, sus tres goles se los hicieron a León, Tijuana y Puebla, mientras que Atlas y América los dejaron vivos.

Hoy, son 4 goles, dos de André-Pierre Gignac, uno de Javier Aquino y otro de Ismael Sosa los únicos tantos que han marcado los Tigres en el presente Apertura 2016.

Incluso, suma tres partidos sin marcar gol por los empates a cero ante Santos, Atlas y Toluca; sólo le han hecho gol al América (3) y Chiapas (1).

La cifra es tan pobre como la de tres goles conseguida en el 2015 con un ataque que tuvo como titulares a Darío Carreño y Joffre Guerrón, acompañados por Gerardo Lugo y Darío Burbano. Damián Álvarez, por suspensión, y Rafael Sobis, por estar recién llegado, jugaron hasta la Jornada 4.

Sobre los pocos goles que han marcado, el técnico Ricardo Ferretti comentó ayer que la cifra no es la estimada por el plantel que tiene, sin embargo, confía en que sus atacantes exploten en cualquier momento.

"Tienen que mejorar naturalmente por la cantidad de goles que tenemos no es la que nosotros quisiéramos, pero tengo un grupo capaz y van a buscar trabajar para mejorar.

"Es sencillo, estamos bien en un aspecto (defensivo) y tenemos que mejorar en el otro (ofensivo)", expresó el "Tuca".

Los mejores arranque de torneo en cuanto con Ferretti han sido el Apertura 2012 con 9 goles y el reciente Clausura 2016 con 10 dianas a la ofensiva.

El sábado ante Pachuca, el equipo va por el récord de 477 minutos sin recibir gol en un inicio de torneo corto que le pertenece al Cruz Azul del Clausura 2015.

Pero así como han defendido como felinos, llegó el momento que los cañones de arriba también exploten.
Anuncios