domingo, 28 de agosto de 2016

La Dominguera - Columna San Cadilla Mural - 28 Agosto 2016

Anuncios
La danza de los millones

Hace tres semanas, el Manchester United acaparó los reflectores del mercado de verano con la compra del pase del mediocampista francés Paul Pogba, por el que pagó 105 millones de euros, una cantidad sin precendentes en la historia del futbol.

Pogba había salido del United a los 19 años, con apenas siete participaciones como suplente, para ir a jugar a la Juventus, que adquirió sus derechos por alrededor de un millón de dólares.

El mercado se mueve al ritmo de una danza millonaria, en la que los equipos poderosos lanzan cañonazos de billetes que dejan comisiones y porcentajes en varios niveles.

Algún interés deportivo debe haber, pues contar con el talentoso Pogba en la cancha no es algo para despreciarse, pero gastar esa cantidad de dinero parece algo que los clubes millonarios hacen simplemente porque pueden.

CAMBIO DE VIDA

En 2010, el Manchester United hizo feliz a un chico que había brillado en la Homeless World Cup, un torneo que busca cambiar las vidas de personas que no tienen hogar y viven en la pobreza.

En 2008, Tiago Manuel Dias Correia (12 de julio de 1990, Loures, Portugal), conocido como Bebé, jugó ese Mundial por primera y única ocasión. Sus padres, originarios de Cabo Verde, lo dejaron en un orfanato cuando tenía 10 años y ahí comenzó a patear el balón.

"Tenía ocho años en el orfanato y no me gustaba el futbol", declaró en una entrevista para Daily Star. "Pero mis amigos siempre querían jugar y no tenía otra opción que unirme a ellos".

Para 2009, Bebé fue contratado por el Estrela da Amadora, de la Tercera División de Portugal, y después se enroló en el Vitoria Guimaraes, cuyo técnico, Manuel Machado, lo describía como un futbolista de clase mundial.

En esos años, al mediocampista ofensivo el futbol le daba lo mismo.

"Me invitaron a la Homeless World Cup y acepté, como una broma, pero metí 40 goles en seis juegos", agregó.

"Yo no quería firmar con un club porque no quería dejar el orfanato. Fue difícil irme de ahí, así que me las arreglaba para volver para dormir ahí cada vez que podía".

Bebé no mostró grandes cosas en el Vitoria, apenas cuatro goles en 26 partidos, pero su siguiente destino fue el Manchester United.

El 17 de agosto de 2010, el portugués fue presentado como refuerzo de los Diablos Rojos, junto con el delantero mexicano Javier "Chicharito" Hernández y el defensa inglés Chris Smalling.

DINERO Y MÁS DINERO

Bebe fue contratado con un sueldo de 17 mil libras a la semana y recibió una cuota de 500 mil por firmar. El United pagó 9 millones de euros al Vitoria Guimaraes por su pase, más de lo que recibieron las Chivas en la transferencia por el "Chicharito". La prensa inglesa no fue la única sorprendida.

"Al principio pensé que era una broma, pero entonces vi que era cierto y que se trataba de una gran oportunidad", confesó el futbolista, quien dos años antes estaba jugando por diversión con indigentes.

La transferencia tenía un halo de sospecha, ya que el técnico, Alex Ferguson, confesó que por primera ocasión en su carrera había contratado a un futbolista sin haberlo visto, ni siquiera en video.

En ese año, Bebé estaba viviendo en casa de su representante, Gonzalo Reis, quien lo había apoyado desde su época en el Estrela Amadora. De pronto, reportes de la prensa española dieron a conocer el interés del Real Madrid, entonces dirigido por José Mourinho, por llevarse al portugués.

El United entró en pánico, se adelantó y cerró el trato, por recomendación del auxiliar de Ferguson, el portugués Carlos Queiroz.

La conexión entre Mourinho, Queiroz y Bebé era Jorge Mendes, quien se embolsó 3.6 millones de euros por la transacción, mientras que Reis se quedó con las manos vacías.

Mendes es también el agente de Cristiano Ronaldo, Nani y Anderson. Los tres jugaron para el United en algún momento.

Las comisiones de Mendes por la venta del pase de Bebé fueron del 40 por ciento, que incluían su 10 por ciento obligatorio y otros 2.7 millones porque era dueño del 30 por ciento de los derechos sobre el futbolista.

Reis se quejó con la Federación Portuguesa de que Mendes le había arrebatado ilegalmente a Bebé.

Según explicó, el 9 de agosto de 2010 recibió una carta de Bebé, fechada el 5 de agosto, en la que el futbolista le informaba que estaba despedido como su representante. Un par de días después fue traspasado al United, en una operación llevada por Mendes.

En el United, Bebé fue titular apenas en tres partidos de la Copa de la Liga y suplente en uno de la Liga de Campeones; ese mismo año se fue a préstamo al Besiktas, de Turquía.

En 2012, la Policía anticorrupción de Portugal inició una investigación del caso, pero todo quedó en interrogatorios a Reis y Mendes.

BUSCANDO CASA

Tras su primera temporada en Turquía, el Besiktas no quiso hacer válida la opción de compra por el pase de Bebé, que era de apenas 2 millones de euros.

Los turcos no querían ni verlo, pues debido a lesiones casi no pudo jugar y fue sorprendido varias veces en centros nocturnos de madrugada. Fue separado del primer equipo y enviado de vuelta a Inglaterra.

A pesar de su extraño ascenso a la fama, su agitada vida nocturna y el hecho de que no le gustaba jugar al futbol, Bebé ha logrado mantenerse activo, pues las cualidades que mostró en la Homeless World Cup son innegables.

Jugó a préstamo en Portugal para el Rio Ave y el Pacos de Ferreira, hasta que el Benfica adquirió su pase, pero luego se lo prestó al Córdoba y al Rayo Vallecano, en España.

Actualmente forma parte del Eibar, recién ascendido a la Primera División de España, club con el que firmó por las próximas cuatro temporadas.

"En el United aprendí a ser un hombre y todo lo que me enseñaron ahí todavía lo aplico a mi vida", agregó Bebé para el Daily Star.

AMIGOS POR SIEMPRE

Mientras Bebé se acomoda en su nueva casa, Mendes sigue haciendo negocios con el Manchester United. De hecho, la llegada de Mourinho a los Diablos Rojos es obra suya, así como las de David de Gea, Radamel Falcao García, Ángel di María y Anthony Martial.

El retirado Alex Ferguson siempre se expresó muy bien de Mendes.

"Es el mejor agente con el que he tratado, sin lugar a dudas. Es responsable, cuida a sus futbolistas y siempre es justo con los clubes", dijo el escocés para The Mirror.

Está claro que lo de Bebé no fue un buen negocio, por lo menos no para el United, pero pequeñeces como ésa no evitará que los Diablos Rojos y Mendes sigan bailando juntos en la danza de los millones de cada verano.

Mail: san.cadilla@mural.com 
Anuncios