jueves, 18 de agosto de 2016

Ni tan triste - Columna San Cadilla Reforma - 18 Agosto 2016

Anuncios
Ni tan triste

El "Chucky" no regresó tan triste de Río.

Algunos elementos del fracasado Tri Olímpico regresaron de los Juegos más tristes que otros. Mientras Javier Abella y Alfonso González andaban por la Terminal 1 del Aeropuerto capitalino casi a moco tendido por la eliminación en Río, otros como Hirving Lozano regresaron quitadísimos de la pena.

Resulta que a la perla del Pachuca le hizo bastante gracia regresarse antes de lo esperado y fue el primero en salir rumbo a casa, con una sonrisota en la cara y eso sí, cargado de bolsas con souvenirs y tanta cosa se le pegó en Brasil. Para haber sido un regreso abrupto tras el ridiculazo ante Corea del Sur, donde por cierto lo expulsaron, a Lozano le dio bastante buen tiempo para hacer el shopping. En una de sus mil bolsas guardaba un peluche, que era como lo más preciado.

Y así, más como turista que regresa de vacaciones que como deportista que debía ir a ganar una medalla, El "Chucky" se fue rumbo a Tuzolandia mientras atrás "Ponchito" y Abella lucían bastante abatidos, como si hubieran ido a ganar una medalla a Río y fracasado.

Tal vez después...

Charlyn Corral no se arrepiente de haberse quedado con el Levante, porque por ahí me enteré de que no tanto pesó la oferta económica como el trato que han dado a la delantera.

Desde la forma en que la arropó la directiva, hasta el trabajo del técnico Andrés Tudela, quien finalmente le encontró la posición idónea para que pudiera hacer goles, la tienen súper feliz.

Charlyn estuvo a punto de ser compañera de Kenti Robles en el Atlético de Madrid, equipo que lanzó una oferta por la goleadora mexicana, quien decidió rechazar el ofrecimiento... por el momento.

Las féminas rojiblancas se morían por tener en sus filas a otra romperredes para, ahora sí, ir con todo por la Liga, pero ahora tendrán que esperar otro año a la chaparrita.

Sorpresa arruinada

Muchas veces hemos escuchado la frase "la intención es lo que cuenta". Bueno, así le sucedió a Jesús Gallardo el lunes en su cumpleaños.

Les cuento que el joven volante de Pumas cumplió sus 22 primaveras y para ello se pretendía hacerle un pastel para que pudiera partirlo con sus compañeros en la Cancha 2.

El problema fue que hubo un retraso en cuanto a la compra del postre, pues un miembro del staff del equipo salió a buscarlo en pleno entrenamiento. Sin embargo, en ese lapso, la sesión felina terminó y uno a uno los jugadores fueron dejando el campo de entrenamiento.

Cuando llegó el pastel, ya sólo quedaban miembros del cuerpo técnico.

Quiero creer que los chavos del staff alcanzaron a Gallardo en el Estadio Olímpico y que ahí al menos ellos le cantaron Las Mañanitas, porque pensar que se haya desperdiciado ese delicioso pastel de chocolate que le compraron, me bajonea.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios