jueves, 18 de agosto de 2016

¡Qué vergüenza! - Columna San Cadilla Norte - 18 Agosto 2016

Anuncios
¡Qué vergüenza!

Ustedes están leyendo estas líneas así de sencillo y rápido. Bueno, yo me tardé como 10 minutos pensando cómo iniciar la columna, hasta que dije: "¡Ya, culegho, concéntrate!".

Es que no lo podía hacer, la verdad. Después de ver la humillación de un equipo como este "Emiratos Árabes Unidos" que vino a ganarle al poderoso Monterrey.

El nivel de Rayados es muy superior al de este equipo panameño, que paga no más de 600 dólares mensuales por jugador. Y ése es el tope tope.

Pero ayer, esos más de 50 millones de dólares que vale el plantel de Rayados, por los 500 mil euros que vale la del equipo de Panamá, valieron para puritita...

La diferencia fueron las ganas, el ímpetu, el deseo de ganar, el hambre, la emoción de jugar, la humildad, la cero soberbia y el no creerse el mejor sólo porque le ganaron al moribundo León y al débil Necaxa.

Esa soberbia se reflejó en la cancha. Por el amor de Dios, que alguien le diga a Edwin Cardona que se vale correr y a los demás que es necesario mostrar vergüenza ante su fiel afición que va a perder tiempo para verlos jugar.

"No podemos estar haciendo el ridículo cada que estos huevones no tengan ganas de salir a jugar. No mam...".

Ésa fue la reacción de un rayado-rayado, que es mi compa @luistuesa.

Y no sólo él, toda la gente, salvo los porristas de tribuna, quedaron por demás molestos.

Humillante

Lo digo yo, lo dice "Juan", lo dice "Chon", lo dice hasta mi Judas Pandilla, pero menos los paleros, que siempre sacan excusas cuando su equipo pierde.

Primero, una enamorada del Monterrey, mi comadre @jes_caballero: "Vergonzoso, humillante, ridículo, patético y lo que quieran agregar. Amo a mi equipo, pero no se vale, Rayados, no se vale".

Jess escribió exactamente el sentir de toda la gente que quiere y ama al Monterrey, y mi Judas Pandilla no se quedó atrás.

Tan pronto terminó, le lancé un Whats. Sabía que no me contestaría de inmediato, pues a esa hora que le escribí -imagiiino- estaría en caniquillas, encuera'o abajo de la regadera tras el ridículo de su equipo.

Era casi el medio tiempo del juego de Tigres, cuando "taaac", que cae el Whats y arriba, abajito de donde dice "Judas Pandilla 1" (es que tengo 4), decía: "escribiendo", con letras inclinaditas. O sea, venía más chisme.

"¿Lo viste?, es lo mismo que te dije la vez pasada. ¿Quién le dice a Cardona que corra? Pero sabes lo peor, que con los dos goles creerán que él (Edwin) lo hizo bien. Y no sólo él, todos, todos, pero me da coraje su (poco) esfuerzo (de Cardona).

"Cualquiera pensaría que acá (imagino que aún estaba en el vestidor) todos estamos enojados, incluso discutiendo, pero no. Sí ves caras jodidas, pero pocas. Aldo la traía desencajada, Jonathan de preocupación, pero nada de coraje de muchos", me contó desde la intimidad.

Fue y no fue

Ayer, en esta columna, les escribí que qué bien que La Pandilla jugaría con titulares y cuestioné que Tigres fuera a Costa Rica a jugar con suplentes. Que se veía más compromiso del equipo de las Rayas.

Y el resultado fue contrario a lo que se esperaba. No dije ninguna mentira. Así los encararon, pero con un mundo de eggs de diferencia. Un mundo. Tuvieron muuucho más hambre los "B" de Tigres que los "A" de Rayados.

Pensé que los "A" golearían a un equipo que, una noche antes, textual, estaba impactado, maravillado y casi casi se hincó cuando estuvo entrenando en el BBVA. Era un equipo que estaba con la boca abierta por estar ahí. Bueno, pues esos jugadores bailaron al Monterrey.

Y los 11 que jamás habían jugado juntos todos, fueron a Costa Rica y fulminaron a un Herediano, mejor en calidad que el "Emiratos Árabes Unidos".

Jona

Anoche, tras el juego, Jonathan Orozco salió con un problema en el abductor. Hasta ayer él iba a ser el portero titular ante Pumas, pero ahora quién sabe.

La decisión era que Jona volviera. Hasta hoy jueves se sigue pensando lo mismo, pero será mañana cuando se vea la gravedad.

Si porterea Alexander Domínguez será porque anoche se lesionó el "Spiderman". No porque así lo tuviera planeado Antonio.

¡Ah, qué Raúl!

Prometo mañana escribirles de los Tigres. Es que este ridículo y vergonzoso Rayados no me dejó espacio para los felinos que sí tuvieron hambre y eggs para ganar.

Me despido con mi compa Raúl Orvañanos, quien piensa que un delantero de Tigres es defensa.

"Entra Julián Quiñones ¿Ya viste dónde juega éste? Ahora Tigres tendrá tres centrales para amarrar el juego".

Raúl Orvañanos.

A 17 de agosto 2016

22:35 PM

Posdata mía

"Le ganaron unos Árabes Unidos... a unos Rayados Desunidos".

Hasta mañana.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios