lunes, 12 de septiembre de 2016

Claro, se le fue la voz… - Columna San Cadilla Reforma - 12 Septiembre 2016

Claro, se le fue la voz...

Yo no me creo que Nacho Ambriz se haya puesto afónico en un par de horas y que por eso no haya podido atender la conferencia de prensa al término del Cruz Azul-América.

Al menos, no vi al técnico azulcrema muy gritón que digamos, ni tampoco vuelto loco como Miguel Herrera en aquella Final del Clausura 2013, y sí salió ronco a hablar con los medios.

Aunque sí dio instrucciones y mandó algunos mensajes, no mostró nada diferente a lo que hace en cada partido. Bueno, puede ser que de puro coraje de cómo los estaban vapuleando les habló fuertísimo en el descanso y se le fue la voz.

Aún así no les creo nada, es más, si me apuran, hoy que regresen el trabajo va a estar como si nada, quesque porque se tomó un par de tés con miel y eucalipto, y sanó milagrosamente.

Pero más bien creo que a la directiva le dio un poco de miedo que se volviera a enganchar con alguna pregunta con jiribilla y pudiera decir algo de lo que se pudiera arrepentir o que no le gustara a la dirigencia azulcrema, como hace unos días cuando se alteró por una pregunta sobre su continuidad y lanzó irónicamente un: "no te preocupes tanto por mí".

Nacho terminó eufórico y quizá hasta caliente por todo lo que se vivió en el primer tiempo y durante las dos semanas previas entre el Clásico del sábado y el Nacional, así que los altos mandos mejor le aplicaron la de "no pierdas la valiosa oportunidad de quedarte callado", y mandaron al auxiliar para hacer frente a todas las preguntas, que al no estar Nacho, pues obvio ya no fueron ni en el mismo tono ni con la idea de confrontarlo por los errores cometidos en el parado del equipo.

Arde la selva

¿Quién creen que ya anda haciendo maletas?

José Saturnino Cardozo no da una con los jugadores de Chiapas y el equipo nomás no ve para cuándo salir de esta racha que lo tiene último de la clasificación. Me enteré que previo a la Fecha FIFA, el paraguayo puso su renuncia, pero como no había plan B, no se la aceptaron.

Dicen que es un hombre trabajador, disciplinado, pero que le cuesta explicar con toda claridad lo que quiere y piensa que porque a él, como jugador, no había que darle muchas instrucciones porque sabía para dónde moverse y fue muy brillante a lo largo de los años en los que jugó para el Toluca, todos deben saber qué hacer y me han dicho que por ahí vienen las broncas.

En fin, los dueños de Chiapas ya andan viendo opciones, pero no tan caras ni tan conocidas porque no hay presupuesto para dilapidar. Lo que sí es que entienden que el equipo tiene serios problemas en la tabla de cocientes, sobre todo para el próximo año, y quieren evitar una tragedia.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios