jueves, 29 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma | 29-09-2016

Visita especial

Hace algunas semanas anduvo de visita por El Nido de Coapa, Cristiano, uno de los hijos de Christian Benítez (q.e.p.d.), quien no dudó en corretear el balón en la cancha principal, donde tantas veces su padre dio cátedra.

Pero no es que el pequeño haya recibido una atención de parte de la directiva del club para visitar el que fuera el último lugar de trabajo en México de su padre, sino que estuvo de visita con Renato Ibarra, quien es su "tío", ya que el volante azulcrema es novio de la menor de las hijas de Cléber Chala, suegro del "Chucho".

El pequeño está rodeado de futbolistas y dicen desde Ecuador que es muy bueno con el balón, pues lo trae en la sangre. Habrá que ver si en unos años más puede seguir los pasos de su abuelo y de su padre.

Y hablando de esa bonita familia, les cuento que el chisme del momento en Sudamérica es la relación que hay entre Liseth Chala, viuda del "Chucho", con Jordano de la Cruz, quien a su vez es sobrino del futbolista Ulises de la Cruz.

Este tema ha indignado a más de uno de los que conocieron a Benítez y mucha de la gente de Ecuador ha juzgado duramente a la señora Chala quien ya reconoció públicamente que se está dando una segunda oportunidad en el amor, lo cual no es ningún delito, tomando en cuenta que ya pasaron 3 años de la muerte del llorado ex americanista. Qué dramas.

Zorro sin freno

Una de las cosas que más me laten de Jared Borgetti ahora que está del lado del micrófono es que suele compartir sus puntos de vista sin autocensura.

Casi todos sabíamos que al ser requerida su opinión, le tundiría con todo a Sam Allardyce, quien fue su entrenador en el Bolton y al que ayer le dieron gas como DT de la Selección inglesa por transota. Lo que no imaginábamos es que se seguiría para repartirle a tipos como Alex Ferguson y Arsene Wenger, a quienes no llamó "transotas" pero lo dio a entender al decir que sus cargos les dan facultad de "hacer muchas cosas". Eso es clase.

Honestidad ¿probada?

Luego de ver los horripilantes primeros 5 minutos de Gerardo Alcoba en el Apertura 2016, me quedó clarísimo que no mintió cuando al principio de la temporada aseguró en conferencia de prensa que les iba a costar muuucho trabajo adaptarse a las ideas de Francisco Palencia. La cosa es que creo que debió conjugar el verbo en la primera persona del singular únicamente, porque me da la impresión de que ninguno de sus compañeros la ha regado tan gacho en tooodo el torneo como él lo hizo en el inicio del partido contra el América.

Esto al menos me hace pensar que la honestidad de Alcoba incluye el asunto de la lesión que lo obligó a debutar hasta el sábado, y que aquella oscura versión de que en realidad lo congelaron por andar coqueteándole al Cruz Azul a principios de julio es un chisme de lavadero.

En ti ¿confío? Gerardo.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios