lunes, 3 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 03-10-2016



¿No que no se podía?

Pues lo que sonaba imposible para muchos, ayer en el partido de los Pumas sucedió.

No, no ganaron los Jaguares, ya sé, tampoco me refiero a que el portero "Pikolín" Palacios ya se haya hecho bueno, sino a lo que sucedió en cada despeje del guardameta visitante.

Ignoro si Liborio Sánchez se haya dado cuenta, pero el clásico grito recordando al perrito de Mickey Mouse no se escuchó en Ciudad Universitaria.

En ocasiones el "Goooya, goooya..." se alcanzaba a percibir, pero en otras ocasiones de plano el silencio sepulcral invadía el momento; es más, dicen que Liborio estaba tan sacado de onda que hasta ganas le dieron de gritarse él mismo como para sentirse más en el ambiente normal.

Ojalá en muchos más estadios copien esto, porque no tengo duda de que es una cuestión de voluntad, liderazgo, inteligencia y organización, es cosa que todo esto se conjunte. Casi nada.

Malos entre malos

Los que no dan una son los Leones Negros.

Si de por sí el nivel es malo en la Dimensión Desconocida, ya para llevar 10 puntos 12 jornadas es porque estos gatitos son malos entre los malos.

La directiva encabezada por Alberto Castellanos está muy manchada de carbón, es decir encarbonada, porque sienten que está fallando lo básico, que es la actitud.

Por eso están considerando replantear la confianza en ciertos jugadores y ajustar contratos a la baja al término del torneo, aunque yo no descartaría que el apretón en el bolsillo se dé desde antes.

Ahora, siendo sinceros, por más que la famosa actitud mejore con la UdeG, la realidad es que el plantel está bastante limitado y no deben dejarse engañar por el torneo que les hizo Daniel Guzmán, quien verdaderamente hacía milagros motivacionales pagando de su bolsa a sus futbolistas los premios por anotar goles, dar un buen partido o triunfos importantes.

Digo, si quieren encontrar culpables, pues habría que empezar por los propios dirigentes, quienes no han sabido conseguir dinero para invertir en refuerzos ni tampoco encontrar buenos futbolistas a precios accesibles.

Cambia de bando

El que pasará a mejor vida el próximo sábado es Antonio Briseño.

El famoso "Pollo", campeón del mundo y capitán, se casa por el civil el fin de semana en Monterrey con una regia, aprovechando la fecha FIFA.

Aunque la boda religiosa será hasta el próximo año yo espero que el matrimonio le venga bien al defensor, pues como Tuca Ferretti ya no lo quiso me lo mandaron a Ciudad Juárez.

Allá ha estado medio perdido porque los Bravos no han tenido muy buena campaña que digamos y no le vendría mal que esto lo ayudara en lo anímico.

Si ustedes están sorprendidos porque no los ha invitado el zaguero no se preocupen, seguramente tuvieron un problema con la correspondencia porque a mí tampoco me ha llegado la invitación.

Nuevo debutante

Como que Juan Carlos Osorio se quedó con ganas de tener un debutante más en el Tri, así que a cambio de Ángel Sepúlveda, llamó al de los Pumas, Jesús Gallardo.

Sí, ha tenido un buen torneo, ¿pero para llamarlo a la Selección?

No sé, a veces me da la impresión que el peor enemigo del colombiano es él mismo y hasta tiene ganas de que lo corran.

Con eso de que no hay centrales por izquierda y "Plumitas" Osorio a hue...rzas quiere poner zurdos ahí, les recomiendo a todos los de Sub 20 y Liga de Ascenso que cumplan estos requisitos, que tengan su pasaporte listo.

Digo, a estas alturas no se sorprendan si saca del retiro a Cuauhtémoc Blanco o quiera revivir al "Chatón" Enríquez con un llamado. Mejor ya no digo nada, no vaya a ser que por andar de chistosito me tome la palabra.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios