miércoles, 12 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 12-10-2016

Futbolistas al fin

El domingo, luego de sentirse futbolistas idolazos otra vez, los gorditos rojiblancos y los panzones americanistas fueron invitados por los organizadores del Clásico Histórico a una comilona en la que los alimentos y bebidas estaban incluidos.

No todos se apuntaron para la fiesta posterior, pero unos 28 ex jugadores sí asistieron para seguir conbebiendo.

Los pobres meseros se partían en dos o, mejor dicho, se partían su mandarina en gajos para atender una mesa de este tipo, ya sabrán ex futbolistas con ego recién levantado queriendo ser tratados como figuras.

Pues la novedad se dio al terminar cuando todos empezaron a aplicar la graciosa huída y ¿saben cuánto dejaron de propina? Efectivamente, ¡ni un peso!

Ahora sí que volvieron a sacar el cobre, tal cual como futbolistas.

Show me the Money!

Ya les había platicado que en TV Azteca no saben qué hacer con sus equipos de futbol, pues ya Decio de María y compañía los están presionando para que vendan uno.

Si el Morelia no se salva del descenso en mayo la decisión será más sencilla, obviamente, pero si logran evitar bajar de categoría entonces andarán viendo a cuál sueltan.

El problema es que ni para los Monarcas ni para el Atlas hay lana. Como el equipo que le importa a más de uno está en Guadalajara, les cuento que la cosa acá está complicada, porque aunque saben dónde deben reforzarse no tienen ni en qué caerse muertos.

La mala es que, al estilo del Atlas de los 124 socios, contemplan vender a algún jugador para hacerse de lana y poder solventar gastos, como le hicieron con Ponchito González, la buena para los aficionados que ya estaban poniendo el grito en el cielo al leer esto es que ¡no hay a quién vender!

Porque al volante de la cantera como sea le sacaron unos buenos milloncitos, pero a ninguno de los que tienen en estos momentos le pueden sacar 5 millones de dólares ni siquiera agarrando borracho a algún dueño, y miren que hay muchos que seguido andan así. ¡Saludos a Fidel Kuri!

La esperanza que tenía la directiva es que abrieran la llave desde el 1 de enero de 2017, pero están viendo que Benjamín Salinas, el hijo de Ricardo Salinas Pliego, tampoco le gusta el futbol y a lo que le está metiendo lana es a los torneos de golf, como el Campeonato Mundial de Golf que le arrebataron a Miami y que se llevará a cabo en el ex DF.

Por lo tanto, como toda la vida mis queridos atlistas, si esperan refuerzos háganlo sentados, al cabo ya están acostumbrados, ¿no?

El mandamás Almeyda

El que está encantado en las Chivas es Matías Almeyda.

Está lejos de ser el Alex Fergusson de estos rumbos, como quiere Jorge Vergara, pero él ya se siente cerca a eso.

Y olvídense de la cuestión futbolística, me refiero a la toma de decisiones y el control que tiene sobre diversas áreas.

La última novedad es el departamento de odontología que acaba de ser inaugurado en las Chivas, a sugerencia del argentino, pues veía que había muchos problemas en los chorrocientos jugadores que tienen en todas las categorías.

Ahora tendrán servicio de un médico especialista que estará de tiempo completo atendiendo a todos los futbolistas para evitar problemas serios, principalmente de caries, que luego pueden provocar incluso problemas musculares.

Pero no sólo eso, al estilo de Sir Alex, Almeyda sabe que hay futbolistas a los que se les debe vigilar y cuidar el momento de fama que viven, específicamente Ángel Zaldívar y Carlos Cisneros, por poner dos ejemplos.

A ambos delanteros les tiene prohibido que cambien de auto. Claro, el entrenador ya sabe que si algo les encanta a todos los pateabalones es andar cambiando de carro por uno mejor, así tengan apenas algunas semanas con él.

Es decir, evitar que cualquiera se pueda convertir en un Ángel Reyna o que le hagan como otros, tipo Jesús Arellano, quien agarraba de tarea tener auto nuevo cada mes, incluso en ocasiones hasta rentado.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios