lunes, 24 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 24-10-2016



Apoyo holandés

El que llegará a iluminar a tooodos los representativos tricolores es Hans Westerhof.

Así como lo leen amiguitos.

No, no fue una propuesta loca de Jorge Vergara, ni tampoco un milagro que iluminara a Decio de María y sus chalanes de la Dirección de Selecciones para acelerar la salida del "Plumitas".

En realidad el buen "Memelovski" holandés estará en el Centro de Alto Rendimiento del próximo 30 de octubre al 3 de noviembre para impartir unas clínicas a todos los entrenadores de las categorías menores.

El plan estaba enfocado también para que estuviera presente Juan Carlos Osorio como un alumno más que requiere de refrescar conceptos y no casarse sólo con lo de las rotaciones o su tan mencionada "memoria operativa".

La idea de invitar a Hans surgió con la convicción de poder aprovechar al máximo el talento del futbolista mexicano de acuerdo a sus características naturales, además de potenciar la adaptación a otros puestos que no necesariamente sean de su perfil.

Mmm "ya valió" pensarán algunos.

Osorio está no sólo invitado, sino apuntado para que levante la mano cuando Westerhof pase lista, peeero debido a las fechas del curso de Hans, no hay mucha certeza de que el seleccionador mayor pueda asistir, ya que para entonces andará preocupado por entrenar y armar al Tricolor definitivo con el que debutará en el hexagonal el día 11 en Columbus ante los gringos.

No estaría nada mal que se diera su tiempo y pueda estar en las charlas, digo, mucho podría aprender, sobre todo si tiene las ganas de escuchar ¿no creen?

Los osorio en Pachuca

Y ya que hablamos de Juan Carlos Osorio, resulta que últimamente ha sido visto de manera muy frecuente por Pachuca y no precisamente en días que hay partido.

No, no es que tenga cierta fascinación por los jugadores de los Tuzos, de los que sí, es verdad que hay varios y muy talentosos que no nada más acaparan en gran cantidad todas las nóminas de Selecciones Menores, sino también aportan a algunas joyitas al Tri Mayor.

Tampoco es que le gusten mucho los tradicionales "pastes" que se cocinan en la Bella Airosa, ni que esté enamorado de la ciudad, por más que el Mundo Tuzo le ha dado un rostro más moderno en los últimos años.

En realidad el entrenador de los versos amables, pero que no encuentra la forma de hacer que el Tricolor camine y juegue de forma convincente, va a Pachuca para visitar a su hijo menor Sebastián Osorio, quien ya tiene algunos meses de haber sido integrado a las Fuerzas Básicas de los Tuzos, en donde forma parte del equipo Sub 15.

El entrenador colombiano sólo tuvo dos herederos, pero Sergio, de 16 años, el mayor de los dos, no quiere saber nada de futbol ya que es más aficionado al baloncesto, aunque sí Sebastián, quien se desempeña como volante ofensivo y planea convertirse en estrella con el Pachuca, siempre y cuando su Papá dure años viviendo en México.

Ojalá que la beca que hoy tiene el jovencito en Tuzolandia no le dure nada más hasta diciembre.

Rubén Omar hace su lucha

El que sigue haciendo su lucha por agarrar chamba con el Cruz Azul y más ahora que Tomás Boy decidió renunciar al no poder con el paquete, es Rubén Omar Romano.

Ya antes les platiqué que el técnico argentino, a pesar de sus malas gestiones en sus últimos equipos, era muy promocionado para dirigir a un equipo capitalino, pero no, no crean que por Carlos Hurtado, con quien me dijeron ya está peleado y ni el "hola" se dan en caso de encontrarse algiuna ocasión.

Por lo pronto ayer vieron a Rubén junto al promotor Gerardo Olvera, comiendo en un restaurante argentino del ex D.F. con el director deportivo Eduardo de la Torre y no creo que haya sido sólo para pasar una bonita tarde de domingo.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios