jueves, 27 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Reforma | 27-10-2016



La ausencia de Chava

Nomás de acordarme de aquellos tiempos en que Salvador Cabañas vivía en El Pedregal con chofer a la puerta, tres lujosos autos en su cochera y una billetera bastante abultada, y lo comparo con las penurias que pasa hoy el paraguayo, es como para enmarcarlo y ponerlo de ejemplo a los jugadores que apenas inician y se dedican a despilfarrar.

Resulta que, como hubo patrocinio, es decir boleto de avión, viáticos, alimentación, hospedaje y traslados, el ex goleador del América no puso reparo para acudir al Clásico que se organizó entre ex jugadores de las Chivas y los veteranos azulcremas, el pasado domingo 9 de octubre en el Estadio Jalisco.

Chava estuvo de lo más contento y ahora no se puso sus moños para la entrevistas, como en aquel momento en que su ex esposa las cobraba.

Ahora lo más duro fue cuando tuvo que decir que no podía acudir al homenaje que realizó el América a sus delanteros históricos, el cual tendría lugar seis días después en el Estadio Azteca.

Y todo porque su boleto de avión tenía fecha de regreso, la cual no coincidía con el evento azulcrema y, obvio, nadie quiso poner dinero para pagarle la penalización por el cambio de vuelo, además de darle hospedaje y todo lo demás.

Lo más que se pudo lograr fue un video, pues hay que recordar que todos los ex jugadores que han venido a los homenajes por el Centenario del América se han costeado sus gastos cada quien.

Así pasa cuando no hay tanto presupuesto para un reconocimiento de 10 minutos y cuando el reconocido tiró su carrera al abismo por una pelea de bar que lo dejó con una bala en la cabeza.

¿Le vale la crisis?

Cuando Christian Giménez dijo tras la derrota ante Gallos de la semana pasada que los jugadores de Cruz Azul deberían irse directo a su casa y no salir por la vergüenza de la crisis que vive La Máquina, parece que Enzo Roco no se enteró.

Y es que tras la dolorosa derrota ante el Puebla del sábado, el zaguero chileno se lanzó al día siguiente para ver la Final del Titans Challenge del Champions Tour disputada en el Club Alemán, entre Andy Roddick y Juan Carlos Ferrero, como si ese descalabro que dejó al Cruz Azul sin entrenador fuera cosa de menos.

Roco, a quien le gusta el tenis y es muy amigo del ex tenista chileno Fernando González, participante de la justa; lució muy tranquilo y sonriente.

Claro que no tiene nada de malo distraerse un poco con algún hobby, pero creo las fotos que subió Roco a su cuenta de Instagram, acompañado de Roddick y de Ferrero, mandan un mensaje de que todo está bien, cuando la realidad es otra muy distinta.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios