lunes, 21 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 21-11-2016



Potrero azteca

No es que me crea profeta, pero se me hace que el jueves por la noche habrá comentarios acerca del estado de la cancha del Estadio Azteca, donde se jugará el sexto Clásico Nacional del año.

Los amantes del futbol virtuoso y a ras de paso se quejarán de que así no se puede; también habrá quien diga que el balón bota mucho o que la cancha no es rápida.

Les dijo esto porque esta noche se juega el Lunes por la Noche de la NFL, entre los Raiders y los Texanos, en el Azteca.

Aunque muchos estadios de la Liga de futbol americano tienen pasto natural, el proceso de mantenimiento de las mismas no dura tres días, como sucederá esta semana en el ex DF.

El deporte de las tacleadas es rudo no sólo con los jugadores, sino también con el césped, así que lo más probable es que la grama termine hecha un potrero.

El partido terminará cerca de la media noche y el siguiente juego será el América-Guadalajara, el jueves, en Cuartos de Final de la Liguilla. Es muy poco probable que el pasto quede en óptimas condiciones para entonces.

Hay que recordar que el gol de visitante es el primer criterio de desempate, así que no se sorprendan si la queja llega de algún rojiblanco.

Yo nomás digo.

Al estilo europeo

Las costumbres europeas que agarró el Atlas en este semestre se mantendrán.

Dirán que no sirvieron de mucho, porque los Zorros se quedaron oootra vez sin Liguilla y terminaron la campaña en el lugar 15 de la clasificación, pero por lo menos pueden presumir que en casa cerraron invictos.

Ya sea por por falta de dinero o por cultura europea, el chiste es que a los Rojinegros les funcionó no hacer concentraciones antes de los partidos en el Estadio Jalisco.

Sé de algunos que sí anduvieron inquietos en algunas de las noches de tantos viernes que José Guadalupe Cruz dio libres, pero la mayoría dejó el vaso, la botana o la copa para acudir al otro día al hotel para desayunar, como sin nada, y rendir en la cancha más tarde.

El Atlas no terminaba invicto en casa un torneo desde 2000, así que la medida parece haberle caído bien al plantel, ¿y cómo no? Los pateabalones podían disfrutar de una noche a sus parejas e hijos, quienes los tuvieran, lo que les dio una motivación extra.

Y aunque hubo algunos descarriados, el resto llegaba a casa temprano, en lugar de andar en la vagancia, pues la condición fue que el privilegio se acabaría con el primero que cacharan en la parranda.

La idea es mantener esa costumbre para el siguiente torneo, aunque lo malo es que eso no puede aplicarse en los juegos de visita, porque no ganaron uno solo.

Por cierto, no creo que Jefferson Duque goce el próximo año de viernes libres. El colombiano, quien no marcó gol en esta temporada, le atribuyó su sequía a supuestas amenazas por medio de Twitter, que le afectaron en la cancha.

Por eso ya no está en Guadalajara y muy posiblemente no lo verán más por estos lares.

Carácter

Ya les había contado que el español Paco Jémez es uno de los candidatos más fuertes para ocupar el banquillo del Cruz Azul, un equipo que, además de malos resultados, sufrió con el carácter de su anterior técnico, Tomás Boy.

Tal vez los directivos no sepan que el español es, digamos, también de personalidad complicada.

Jémez no es de los que se burlan en la cara de los aficionados o retan a golpes a integrantes de la banca contraria, pero sí de los que hace berrinche y renuncia cada vez que su equipo pierde un partido o no juega bien. O sea que, a como están las cosas en La Noria desde hace un rato, sería el pan de cada día.

Por lo pronto, antes de la llegada del nuevo entrenador, el Cruz Azul ya tiene su lista de transferibles, justo antes de que acabe el Buen Fin. A lo mejor ponen sus pases hoy a meses sin intereses o con un buen descuento.

Aldo Leao Ramírez, Francisco "Maza" Rodríguez, Joffre Guerrón, Ariel Rojas, Víctor Vázquez y Érick "Cubo" Torres no entran en los planes de la directiva, por lo que se ve muy difícil que siquiera sean observados por Jémez o quien agarre el timón de La Máquina.

¡Bara, bara! ¡Espérense, no se amontonen!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios