martes, 22 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 22-11-2016



Efecto Trump

Se veía venir y ayer Estados DesUnidos hizo oficial el cese de Jurgen Klinsmann como técnico de la Selección, algo que estaba más cantado que "El Rey" en la Plaza de los Mariachis.

Ahora, los gringous traen un relajo por la elección del sucesor del alemán, pues de entrada su salida generó división.

Resulta que el presidente de la US Soccer, Sunil Gulati, estadounidense nacido en India, se empeñó en aguantar a Klinsmann, contra viento y marea, a pesar de que otros directivos, como Don Garber, titular de la MLS, había sugerido su cambio desde hace meses, pues el equipo jugaba mal y sufría en las eliminatorias de la Concacaf.

Ahora que a Gulati no le quedó de otra que dar su brazo a torcer, después de las derrotas contra México, en Columbus, y Costa Rica, en San José, que enviaron a la Selección al último lugar del Hexagonal, comenzó a revisar sus opciones para sustituir al alemán. El asunto es que Garber también tiene a las suyas.

En uno coinciden: Bruce Arena, actual timonel del Galaxy, pero a Gulati no le convence retomar una fórmula ya probada sin antes intentar con otro técnico de renombre internacional.

La primera opción de Gulati es el candidato de todos los equipos que buscan técnico: Marcelo Bielsa, pero su opción se ve lejana, así que contempla a un mexicano, nada menos que Javier Aguirre.

Pero Garber insiste en Arena o de plano repatriar a Bob Bradley, quien está sufriendo y feo con el Swansea City, en la Liga Premier inglesa.

¿Se imaginan al "Vasco" como seleccionador de Estados Unidos?

Para Garber -quien no manda en la US Soccer, pero sí sugiere y tiene peso-, actualmente el clima en su país no es propicio para otro estratega extranjero, sobre todo con lo generado por la reciente elección de Donald-o Trump-adas como Presidente.

¿Quién ganará?

Por si se ofrece

Además de que tiene trabajo, Daniel Guzmán está muy entusiasmado con la idea de continuar al frente del Tampico-Madero.

El "Travieso" tomó el mando como relevo a media temporada, pero la Jaiba Brava no pudo enderezar el camino y terminó en el último lugar del Ascenso MX, con apenas 10 puntos.

Guzmán tendrá una nueva oportunidad, pero ahora desde el inicio del torneo, para buscar el ascenso, que ya se le negó con la UdeG este año.

Pero el "Travieso" no sólo está ahí por la posibilidad de buscar la hazaña deportiva, pues también es un buen lugar para las relaciones públicas.

Desde que estaba en Segunda División, el Tampico-Madero trabaja muy de cerca con el Santos Laguna, cuyo dueño, Alejandro Irarragorri, es viejo conocido de Guzmán, pues juntos lograron un título de Liga en 2008.

Así que, en caso de que a los Guerreros algo les salga mal, el "Travieso" está cerquita de Irarragorri, digo, por si algo se ofrece.

Quedarse callado

Todavía no empieza la Liguilla para el América y ya está encendida al estufa.

Alguien de la directiva llamó a Tijuana para preguntar por Avilés Hurtado, delantero de los Xolos, cuyo pase está tasado en unos 8 millones de dólares, pero en Coapa niegan que la llamada haya salido de la oficina de Ricardo Peláez.

¿Pero qué tal de la oficina de al lado? Digo, no es raro que haya quien busque hacerse de una cartera de opciones para tener a quién promover cuando llegue el momento.

Ricardo La Volpe tampoco ha pedido refuerzos, obviamente, porque todavía no sabe si se quedará para el próximo torneo. Tiene chamba hasta el 25 de diciembre; después, quién sabe.

El Clásico de esta semana le dará un rumbo definitivo al camino del Argemex en Coapa, porque si no gana la Liga le quedará sólo el Mundial de Clubes y, la neta, ganarlo está más difícil que mi amiga Hilary se postule de nuevo.

Mientras, aparecen las patadas bajo la mesa con quienes buscan tener candidatos a la mano para que no los agarren en frío en las juntas, porque han de pensar que no sobrevive quien se queda callado.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios