viernes, 25 de noviembre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 25-11-2016



Reducción

¿Será que no existen en México 18 empresarios solventes y conocedores que deseen manejar una franquicia de Primera División?

Pues parece que no. O al menos ese es el mensaje, pues la Liga MX estudia reducir de 18 a 16 los equipos, tal como lo admitió ya abiertamente su presidente Enrique Bonilla (¡buajá!).

Con escándalos como los de los Jaguares y el novelón que se viene con el Veracruz, pueden asegurar que la medida parece sana en un futbol mexicano que cada vez es más oneroso.

Ah, porque han de saber que el dueño de los Tiburones, Fidel Kuri, sabe que con el nuevo Gobierno del panista Miguel Angel Yunes se acabaron todas las concesiones y patrocinios que tenía con el actualmente prófugo de la justicia Javier Duarte.

Por eso, Kuri coquetea con Guillermo Lara para llevarse al equipo a Celaya y revivir a los Toros en Primera División, por lo que la franquicia que está actualmente en la capital mundial de la cajeta se mudaría a Irapuato.

Si es en aras de más candados que garanticen la solvencia de los equipos, y además la calidad del espectáculo, adelante con la reducción de equipos.

Trabajando

Pues las Chivas sacaron ayer un empate 1-1 del Estadio Azteca y un gol de visitante que podría valer muucho si la vuelta termina sin goles o con el mismo marcador.

Pero el que siga vivo el Rebaño no significa que no hayan comenzado a trabajar en el próximo torneo.

Y es que en las Chivas se han dado cuenta que uno de sus canteranos, seleccionado nacional y medallista olímpico, ha caído en una zona de confort, por lo que será puesto transferible.

¿Que de quién hablo? Ni más ni menos que de Miguel Ponce, lateral izquierdo que tan prometedor inicio tuvo en su carrera y que, en cuanto comenzó a ganar buen dinero, dio la sensación de haber perdido el hambre y la pasión por el juego.

El californiano pasó por el Toluca en 2014 y, curiosamente, con los Diablos tuvo su máximo rendimiento, pues hasta anotaba goles y era de los consentidos de José Cardozo, lo que lo llevó al Mundial de Brasil.

Pero su préstamo no tenía opción y tuvo que volver al redil, muy en contra de su voluntad, porque en la capital del chorizo hasta consiguió novia, una guapa ex edecán del programa dominical de Chabelo.

Nestor de la Torre, entonces presidente, lo regresó para que fuera el titular en el Rebaño y explotara eso que mostró como diablo, pero pasó lo que ya saben.

Entre lesiones y la apatía del "Pocho", terminó perdiendo la titularidad este año con Edwin Hernández, quien llegó del León para ser banca, pero terminó quedándose con el puesto.

Apenas el sábado, contra el Necaxa, Ponce inició su primer partido del semestre, pero fue una avenida para Jesús Isijara.

De hecho, sus agentes ya le buscan equipo. Ojo, laterales zurdos no hay muchos en el mercado, por lo que seguramente no batallará para conseguir chamba.

Mientras no le caiga la maldición de los olímpicos... por cierto, ¿dónde andan los también medallistas Jorge "Chatón" Enríquez y Néstor Vidrio?

Notihachazos

Durante la semana se hizo viral un video en el que un malhumorado Guido Pizarro encara a un petizo camarógrafo durante la llegada de Tigres a la CDMX; dicen los que conocen a ambos que se salvó ¡el jugador de Tigres!.

Resulta que el videógrafo, quien responde al nombre de José Luis Rodríguez "Plata" y trabaja para ESPN, le pega durísimo al gimnasio y es bravo para los moquetes... con decirles que sus amigos le apodan "Camarita Sagrada".

¡Qué necesidad, hombre! Qué viva la paz.

En los próximos días será presentado José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo (sí, el hijo del gran Joserra) como director comercial y de marketing del León. El tipo no es un improvisado, ya que tuvo un puesto similar en Canal Plus, de España ¡Que haya suerte!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios