miércoles, 7 de diciembre de 2016

Columna San Cadilla Mural | 07-12-2016



Notihachazos

Como ya es una tradición en esta época, vamos a darle una repasada a lo que acontece en el futbol de estufa, estafa y puntos intermedios que para eso me pagan ¡Pááásenle a lo barridooo!

- El América de Ricardo Antonio Podolpe... ejem, La Volpe, está a punto de cerrar a un volante paraguayo de nombre Cristian Paredes, un mundialista Sub 17 de 18 años que procede del Vargas de Tecalitlán... digo, del Sol de América (perdón, ando muy fallón hoy).

A ver si no le pasa como al uruguayo Brian Lozano, quien nomás debutó con el AME y se fue prestado a los Jaguares y de retache a su país, con el Nacional . Me pregunto si la transacción la hizo Ricardo Peláez o el otro presidente, José Romano.

- En más de las Águilas, está cerrada la transferencia de Hugo González al Monterrey, pero no se hará oficial hasta después de la Final, quesque para no inquietarlo, aunque la neta no sé para que le hacen al misterio si al portero ya le avisó su representante... Quizá están esperando que lo hagan los Rayados, así como se las aplicó el Santos con Agustín Marchesín.

- Las Chivas no quieren quedar fuera del banquete y preguntaron por Rodolfo Pizarro, uno de los sueños de Matías Almeyda, pero el volante es una de las joyas de los Tuzos, quienes no venden barato y en el Rebaño lo saben, porque pagaron el pase de Carlos Peña a precio de oro y ahora andan tratando de acomodarlo con... ¡el que se deje!

El Querétaro, como les he venido contando, ha levantando la mano, pero el sueldo del angelito está más pesado que tres platos de pozole de surtida a medianoche.

¿Que si quieren a Hirving Lozano? ¡Por supuesto! Sólo que lo cotizan en euros.

- Los Rayados ofrecieron al Atlas el préstamo del dos veces mundialista Walter Gargano como les gusta ¡de a gratis! pero lo batearon no solamente porque su sueldo sale más caro que el seguro de gastos médicos de Rambo, sino porque no necesitan un contención... los que deberían sentirse tristes son los aficionados de los Zorros, quienes se perderán de admirar a su guapísima esposa, Miska, en esa zona del Jalisco que llaman Palcos VIP (que ni son palcos y no tienen nada de VIP).

- El otrora solicitado central Hiram Mier ha puesto pie y medio en el Querétaro, a pesar de que el Monterrey no le ha ido mal y ha sido de los pocos mexicanos regulares en el once de Antonio Mohamed, pero Víctor Manuel Vucetich lo conoce de sobra y necesita refuerzos que le ayuden a sacarse la espina después de quedar fuera de la Liguilla.

Lo curioso es que en defensa a los Gallos no les fue mal y más bien necesitan mejorar su cosecha de goles, pues sólo marcaron 20; por cierto ¿Recuerdan cuando Chivas suspiraba por él?

- Con un presupuesto más ajustado que los leggins con los que sale a dirigir Paco Palencia, los Pumas presumieron ayer que cuentan con un nuevo ¡patrocinador! (lo cual a los aficionados les viene valiendo Wilson)... se trata de una empresa internacional de mensajería.

- Para no entretenerse chupándose el dedo, tal como lo sugirió Tuca Ferretti, es casi un hecho que los Ti-gue-rés enfrentarán este viernes en casa a los Tiburones Rojos del Veracruz en lo que América va-y-viene a Japón y que será el único encuentro que sostendrán para no perder el ritmo.

¿Los horarios de la Final? Aún no los ha dado a conocer la Liga, digo, por si traían pendiente y el 25 de diciembre no querían perderse por la televisión abierta la enésima repetición de "Mi Pobre Angelito" o "Titanic", a la espera de que ahora sí no choquen contra el iceberg o mínimo no se ahogue Jack (¡Chin! Ya les conté el final).

- Después de un tormentoso torneo con el Cruz Azul, el nombre de Joffre Guerrón sonó como opción para el Emelec, de Ecuador, pero resulta que no lo quieren ni regalado. Cuando el Cruz Azul entró en negociaciones por Ángel Mena, delantero del Bombillo, alguien aventó en la reunión al "Dinamita" como parte del pago, pero los ecuatorianos hicieron como que la Virgen les hablaba.

Ahora la Máquina deberá buscar un incauto para colocar al conflictivo delantero, quien mantiene una extraña fascinación por adentrarse en los barrios bajos de las ciudades donde juega para buscar vaya-usted-a-saber qué cosas.

¿Quién dice yo?

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios