jueves, 1 de diciembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma | 01-12-2016



Le darían con la 'Botta'

Allá en la Bella Airosa soplan vientos de cambio...

Ahora que el aún monarca mexicano dejó el trono vacante, la directiva del Pachuca ha empezado a mover sus piezas y tiene en la mira a un volante ofensivo del Atlético Nacional conocido como Macnelly Torres.

El jugador, quien también es considerado con frecuencia para la Selección de Colombia -lo cual hoy en día no es como para tener algo qué presumir por como van en la Eliminatoria-, luce como una interesante posibilidad a pesar de que ya tiene 32 años, lo cual no le ha impedido consolidarse con el equipo que iba a disputar la Final de la Copa Sudamericana ante el Chapecoense, previo al trágico accidente.

Dicen que la llegada de Torres depende de que los Tuzos se puedan librar del argentino Rubén Botta, un jugador que llegó con buen cartel procedente de la Serie A de Italia, pero que a la hora de la verdad no ha funcionado.

Y para atizarle un poquillo más al asunto, me contaaaron que Botta genera mal ambiente en un vestidor acostumbrado a ser muy sano, por lo cual, en caso de concretarse el movimiento, el Pachuca estaría matando dos pájaros de un tiro.

Potro supersticioso

Quienes están más que felices por disputar una nueva Final en el Ascenso MX son los Potros del Atlante, quienes van por su revancha del año pasado e incluso ya tomaron sus precauciones.

Como es costumbre, el trofeo del campeón se echó una paseada entre el lunes y hoy por Cancún para promocionar la serie ante Dorados.

Parte de la agenda de la Copita es acudir a varios medios de comunicación locales, pero con una condición que salió desde las mismas oficinas del club: lo que solicitó la gente azulgrana es que no tocaran el trofeo, y no es que sean supersticiosos, o al menos eso dicen, sino que se quieren evitar lo que sucedió el año pasado.

En el Apertura 2015, el Atlante se vio en la Final ante Juárez y, cuando la copa estuvo de gira en Cancún, no faltó el curioso que le puso un dedo o toda la mano encima, detalle que no escapa de entre los recuerdos de aquella dolorosa derrota de los Potros.

Un año después, y quiero creer que por puritita casualidad, en la gira por Cancún de este año, los que se acercaron al trofeo tuvieron que aplicar la de los chinitos, "nomás milando".

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios