jueves, 22 de diciembre de 2016

La gloria es para uno



Por: Mario Castillejos (22-diciembre-2016)

El futbol es una fábrica de sueños donde por cada deseo que le concede a un equipo, forzosamente se le niega a otro.

Después de 19 días de cálculos y predicciones, por fin llegó el momento para descubrir quién entre Tigres y América tiene el talento para honrarse y quién para deshonrarse.

El mundo del futbol también es una maquinaria perversa y más cuando al final de la ruta, estando presentes los dos supuestos mejores, el ganador se lleva todos los elogios y el perdedor invariablemente carga con la humillación, incluso la que le corresponde a los 16 restantes. En esto no hay secretos, la gloria sólo es para uno.

Pero aún no termina la Navidad y nunca habrá mercancía más barata que la ilusión.

¿Será ésta una batalla entre el hipnotismo y el feng shui?

Por cada argumento que presenta el equipo de Ferretti, América parece tener uno de igual calibre y lo mismo pasa con las deficiencias de ambos.

De hecho, hasta en la guerra de las grandes nóminas están muy parejos.

Lo único que detecto es el extraño talento que posee La Volpe para vivir de gloriosas derrotas, donde las instancias finalista son precariamente escasas en su hoja de servicio.

En sus 33 años como entrenador, éstos son los títulos alcanzados en clubes y a nivel Selección: campeón con Atlante en 1993 (le ganó a Rayados), campeón de la Copa Oro 2003 y campeón del Preolímpico Concacaf
Sub 22 en el 2004.

Aunque también reconozco que en su versión remasterizada el argentino entendió que la conveniencia es más fuerte que la ideología o ¿de qué otra manera podríamos describir la forma que ahora mantiene a su equipo sin derrota en la Liga MX?

De los 12 partidos que ha dirigido en el Apertura 2016 (cuatro de éstos de Liguilla), siete han sido empates y cinco victorias.

Tal vez por falta de tiempo o porque ya renunció a sus arraigadas creencias, pero es evidente que la necesidad del resultado terminó imponiéndose sobre su romanticismo, porque en este América está bien definido los cinco elementos que jamás atacan y los 10 que siempre defienden.

El talento fue drásticamente reemplazado por la traspiración.

Contrario a su histórico sermón, al ahora pragmático La Volpe lo veo con esos argumentos que durante 23 años lo han marginaron de ganar su segunda Liga.

En el otro lado de la cancha, los de Ferretti nos han demostrado que, sin la necesidad de tocar 600 veces el balón, también saben ganar.

En otras palabras, el estigma de "predecibles" desapareció. ¿No cree usted?

PD. "No hay secretos para triunfar. En la práctica todas las teorías se derrumban. Todo se reduce a la suerte y a una larga paciencia". André Maurois.

¿Cuál de los dos se va a crecer en este conflicto? Voy Tigres.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios