domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Nahuel da título a Tigres!



Cuando ya faltaban pocas horas para que la Navidad terminara, Santa Clos llegó para darle el regalo más preciado a los aficionados de Tigres: la quinta estrella.

En un partido que terminó con 9 jugadores por bando, tras una bronca en el primer tiempo extra, Tigres consiguió la "estrella de la Navidad" al vencer 3-0 en penales al América, tras el 1-1 en la vuelta y global de 2-2, para lograr así su quinto título, tercero en los últimos cinco años.

La historia que se escribió esta noche en el Estadio Universitario jamás se olvidará.  Fue el juego mil para el entrenador Ricardo Ferretti, quien lo festejó dándole el tercer campeonato al club, y ya suma 5 en su carrera.

Jesús Dueñas empató 1-1 cuando el segundo tiempo extra casi terminaba, obligando así a forzar los penales, donde la figura fue "San Nahuel Guzmán", quien se creció al atajar los tres tiros del América.

En los penales, anotaron el francés Andre-Pierre Gignac, Juninho y Guido Pizarro y por las Águilas, que celebra su Centenario, ninguno logró hacerlo, pues todos se toparon con las manos de Guzmán.

Tigres se convirtió en el equipo más ganador de lo que va de la década, pues ya suma tres coronas: Apertura 2011, 2015 y 2016, todas en diciembre y dos en casa, la primera y la de esta noche.

Fue un partido disputado en los 90 minutos reglamentarios, donde Tigres terminó con 10 hombres, al ser expulsado por doble amarilla Jorge Torres Nilo.

América, aunque mostraba cansancio, parecía enfilarse a la victoria para el periodo de alargue.

El novato Edson Álvarez apareció para reforzar ese momento cuando anotó de cabeza al minuto 4 del primer periodo extra.

Sin embargo, Rubens Sambueza se vistió de "Grinch" al hacerse expulsar por segunda amarilla al 12' del primer tiempo de alargue, emparejándose el número de hombres.

La Volpe provocó una bronca al hacerse de palabras con Gignac, para luego darse un intercambio de golpes que generó la expulsión de José Rivas, de Tigres, y de los americanistas Paolo Goltz, quien no había participado en la gresca y salió entre llanto, y de Ventura Alvarado, quien estaba como suplente.

El segundo periodo extra fue totalmente de Tigres, que con Damián Álvarez, quien entró de relevo por el lesionado Javier Aquino, fue su jugador más peligroso.

América lucía cansado y Jürgen Damm aprovechó un centro pasado para recuperar el balón por el lado derecho para mandar un centro preciso a Jesús Dueñas, quien anotó de cabeza al minuto 119 para forzar a los penales.

Hay Navidades que no se olvidan y la del 2016 será recordada por generaciones de aficionados felinos que la vivieron y por los que la revivirán en el futuro.
Anuncios