martes, 6 de diciembre de 2016

Tigres-América o Real Madrid-América



Por: José Ramón Fernández (06-diciembre-2016)

Señoras y señores, se cumplió el pronóstico: Tigres-América será la Final del futbol mexicano. Por mala planeación, aunque los directivos se escondan y sienten que todo el mundo les echa la culpa, es verdad que es su culpa el que este domingo no podamos tener campeón.

Hay negligencia en la planeación de calendarios porque se podía haber sacrificado, sin ninguna dificultad, uno de los tantos partidos moleros que juega la Selección para hacer una fecha doble y con ello recorrer el calendario.

Argumentan que no son adivinos acerca de que un equipo mexicano puede clasificarse al Mundial de Clubes cuando normalmente en esta zona geográfica en la que se juega lo son, por lo tanto tienen un 80 por ciento, si no es que más, de posibilidades de hacerlo.

Y resulta que ahora la Final tendrá que esperar porque el América ya va viajando a Japón a jugar un torneo que no ha tenido la fuerza que quiere FIFA, va a jugar contra el Jeonbuk, un equipo surcoreano y si le gana se enfrentará al Real Madrid, actual campeón de la Champions. Y como en todos los torneos las camisetas pesan, del otro lado estará esperando el Atlético Nacional de Medellín, campeón de la Copa Libertadores, que es un equipo fuerte y que le acaba de entregar con ética y con fair play el título de la Copa Sudamericana al Chapecoense.

El América debe saber que ningún árbitro mexicano le va a pitar por lo que no va a gozar del consentimiento ni de los errores que normalmente se cometen en México. Es un torneo de FIFA que obliga a los equipos a esperar, gane a pierda, lo que alarga el partido por el título en la Liga mexicana. El Real Madrid es el amplio favorito para quedarse con el Mundial de Clubes y busca alargar la impresionante racha invicta que mantiene con Zinedine Zidane.

Y por otro lado, se queda un equipo huérfano en la Liga como lo es Tigres. Equipo merecidamente finalista, jugó un buen campeonato y se clasificó a la Final primero goleando a Pumas y luego venciendo a León, sí con polémico arbitraje, pero ganó. Dirigido por un tipo con mucha experiencia como lo es Tuca Ferretti y con todo el poder ofensivo que le entrega André-Pierre Gignac que recuperó el gol y que está de moda.

Y eso lo sabe el América que en México tiene más calidad y se nota con otros equipos, pero en Japón se va a encontrar con rivales, o al menos con uno como es el Real Madrid si es que logra enfrentarlo, con más calidad. Los americanistas deben estar contentos, felices, son finalistas de Liga y van al Mundial de Clubes. Es difícil si lo piensan ganar todo. Tigres es favorito y Real Madrid también es favorito.

América deberá ir a competir dignamente en el Mundial y mostrar que hay avance en el futbol de México a pesar de tanto extranjero y en Liga enfrentarse a un Tigres que deberá hacer maravillas en 18 días que estará parado para llegar en ritmo a la Final.
Anuncios