miércoles, 4 de enero de 2017

Columna San Cadilla Mural | 04-01-2017



¡Qué dramón! 

Ni a Juan Osorio se le hubiera ocurrido esto...

Y no. No hablo del grandilocuente y rimbombante DT del Tri de las famosas rotaciones, sino del productor de tele-no-verlas mexicanas que temblaría de envidia al ver el culebrón que se cierne en torno a la familia de Carlos Salcedo.

Así que dejen ya de pellizcar ese buñuelo duro que ha venido sobreviviendo todas las fiestas, y acomódense bien el chal que este dramón familiar sí que está bueno.

Resulta que el ex jugador de las Chivas aprovechó las vacaciones navideñas para visitar a algunos de sus seres queridos y reventar en televisión a otros no tan queridos, digamos, como su papá, su mamá y su hermana.

El novelón se veía venir desde julio, cuando el defensa rompió relaciones profesionales con su padre -del mismo nombre- a quien le pagaba por ser su representante, pero que lo aconsejaba como si fuera su peor enemigo.

Pues con la novedad de que apareció Salcedo hijo en una entrevista para Univisión a declarar que su familia más cercana ¡le había visto la cara!

Mmmm ¿Le fallarían en el intercambio navideño? No.

¿Esperaba que le dieran pavo de cenar y le sirvieron tamales? Tampoco.

Lo que el zaguero no tuvo empacho en declarar fue que sus más cercanos familiares lo estafaron con dinero y propiedades ¡Tóóómala!

Digo, esto no es inusual que ocurra en el mundillo futbolero, pero sí es poco común que el jugador en cuestión lo diga abiertamente ante cámaras y micrófonos. O sea, que el trancazo sí debe de haber estado duro.

Se siguió Carlos de largo a acusar que su hermana Paola (aquella que aparecía en fotos bastante sugestivas en las fiestas de Ronaldinho en Querétaro) lo había metido en problemas legales que incluso pusieron en riesgo su carrera deportiva ¿Pues qué haría la chamacona?

Ahhhh, pero ahí no quedó todo, sino que también señaló a su madre de querer romper el matrimonio que lleva con su esposa Andrea... O sea ¡ya quisieras Carla Estrada los derechos de esta historia!

Por eso Salcedo ya sólo siente que tiene de su lado a sus abuelos, primos... cuates, mascotas y conocidos, o sea, a todos menos a su papá, mamá y hermana. Quééé bonita familia.

Esta historia continuará...

Readaptación

Pues decían que ya había cambiado, que hasta se había vuelto religioso, casi casi un monje budista, pero pues hay cosas que nunca cambian.

El ecuatoriano Fidel Martínez aprovechó el descanso de dos días por el fin de año para lanzarse a un conocido antro zapopano para festejar la llegada de 2017 donde se le vio disfrutando de lo lindo.

El flamante refuerzo atlista le dio gusto al gusto en el reencuentro, no precisamente con Guadalajara, sino con ese bar con nombre santo que tanto le gusta.

La balconeada se la dio Paola Salcedo, ¡Sí! la misma carnala incómoda de Salcedo, al subir a redes sociales imágenes del famoso "Alegría" en el pachangón.

A ver si Fidel rinde lo que la afición del Atlas espera de él, y si no, ya saben por qué fue.

Olvidadizo

Si alguien ve a Missael Espinoza, por favor díganle que en el Ayuntamiento de Guadalajara lo andan buscando.

Y no creo que el organizador de los partidos de veteranos en el Estadio Jalisco sea mala paga, sino que se le debe de haber olvidado pasar a liquidar los aproximadamente 300 mil pesos de impuestos y fianzas que quedó de pagar.

Con el argumento de que aún no se había movido el boletaje, el ex jugador de Rayados y Chivas logró que la autoridad municipal le fiara las tributaciones del juego del pasado 17 de diciembre.

Pues ya estamos en 2017 y es fecha que Missa aún no se para por Tesorería Municipal a pagar lo correspondiente al juego que organizó y al cual entraron alrededor de 25 mil aficionados.

Se le debe de haber traspapelado con tanta fiesta navideña, recalentado y demás, así que por favor si lo ven allá por Monterrey, donde radica, avísenle que lo andan buscando.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios