viernes, 20 de enero de 2017

Columna San Cadilla Mural | 20-01-2017



Con calzador

Anunciar con tanta pomposidad el amistoso contra el Boca Juniors de Argentina, que tendrán el 2 de febrero las Chivas del Tío Higuera, fue una muestra de la directiva tapatía para con sus aficionados, de que sin Copa Libertadores el equipo no desea perder su presencia internacional.

Peeeero... sí, aquí viene el famoso pero... el meter un partido como este en una semana de doble actividad con Copa MX y Liga MX, no sólo pondrá a prueba el fondo físico del Rebaño del nuevo paisano mexicano Matías Almeyda, sino que además, pondrá a prueba el golpeado bolsillo de los Chiva-hermanos, que han soportado además del gasolinazo, el tortillazo y ojalá que no (pero parece que si), más adelante hasta un posible refrescazo, un cervezazo y hasta un Pesebrazo con nuevos precios.

Ya ni hablemos del riesgo particular que correrá Chivas al programar su juego de la jornada casera contra el Santos, para el mismo día al que mis primos pochos le llaman "El Súper Domingo", mejor conocido como el Super Tazón.

Y no sólo de que en la taquilla se pueda resentir una baja, sino la audiencia de los que rentan el partido por Chivas TV y sus asociados.

A largo plazo no luce mal, pero luce complicado que se cristalice ese proyecto que pretende Higuera a futuro, de que lo que hoy es un simple juego amistoso se convierta en una Copa de Gigantes con otros equipos de talla internacional de Sudamérica, cuando lo que hoy sufren las Ligas internacionales es de calendarios saturados de compromisos.

O qué, ¿ya se les olvidó porque nuestros brillantes directivos de la Liga MX optaron por dejar de ir a la Libertadores desde este año?

Al tiempo

Barovero feliz

El que ha encontrado la tranquilidad en su aventura por Aguascalientes, en donde se ha convertido en figura, juega todos los partidos y nadie le recuerda la pesadilla que vivió en Buenos Aires, es nada menos que el portero Marcelo Barovero.

El nuevo ídolo del Necaxa está feliz en la ciudad hidrocálida a lado de su familia, pero sobre todo ha recuperado el sueño sin escuchar aquellos gritos de la tribuna que le acusaban de "Cornudo".

¿Qué?, ¿a poco no sabían que por eso aceptó venir a los Rayos?

En Argentina fue todo un escándalo cuando se filtró que Fernando Cavenagui, sí, aquel que vino al Pachuca sin pena ni gloria y que lucía una condición física similar a la que hoy muestra el "Bofo" Bautista con panza, habría mantenido una relación íntima con la esposa del portero. Mmm ¿dónde he visto eso?, ¿dónde?, ¿dónde?. Antes de que se me olvide, saludos en Toluca.

¿En qué íbamos?, ah sí. Pues Barovero al filtrarse tal escándalo divulgado por un periodista argentino, Barovero no aguantaba las burlas ni los insultos en sus últimos juegos con River Plate. Sobre todo de visitante, en donde los barristas rivales le cantaban "El cornudo Barovero, el cornudo Barovero".

Por eso su representante a petición suya le buscó equipo pronto y así fue como en junio del año pasado le cayó como anillo al dedo la oferta de los Rayos, en donde hasta le pagarían el doble de salario y su mujer podría salir al supermercado sin que nadie le recriminara nada, ni a él tampoco.

Aunque claro, dicen los más cercanos, que no se quedó con las ganas de pegarle un puñetazo a Cavenagui en el vestidor en el que calculó sería el último juego juntos.

¿Rompimiento?

No es que le quiera hacer competencia a la Chapoy, pero como mi pecho no es bodega, les cuento que está muy fuerte la versión de que hay un distanciamiento y casi rompimiento sentimental entre la pareja que hasta hace semanas formaban el delantero tapatío Javier Hernández y la guapa española Lucía Villalón.

Por lo pronto el "Chícharo" en la pretemporada volvió a estar acompañado de la familia, como hacía meses ya no lo hacía, mientras que Lucía ya le dejó de seguir en su cuentas de Twitter e Instragram.

Si hay alguien que quizá se ponga feliz con esta noticia además de las Chichaliebers, ese será Juan Carlos Osorio, quien ya no se podrá quejar de tener a la novia en las concentraciones del Tri.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios