viernes, 27 de enero de 2017

Columna San Cadilla Mural | 27-01-2017



Pura Trump-eta

Pues con la novedad de que ahora con Donald Trump peligra el mole...

Como lo leen, niños y niñas, el flamante, flameante y flamenco presidente de Estados Unidos sin querer queriendo ha puesto en jaque a SUM, la empresa gringa que regentea los partidos moleros de la Selección Nacional del otro lado del río y, próximamente, del muro.

Y es que las nuevas políticas inmigratorias del mandatario pelos-de-escobeta ponen en la mira a nuestros queridos paisanos, muchos de los cuales no tienen papeles, y quienes religiosamente se retratan en la taquilla para ir a ver fallar a Javier "Corazón Roto" Hernández.

Esos mexicanos son los que hacen posible que sea un negociazo enfrentar a poderosos rivales como Tanzania, Barbados o Islas Vírgenes.

De nada importará la cantidad de mexicanos en Chicago, Los Ángeles, San Diego, Houston o Phoenix si ya saben que ante la menor infracción en el estadio los agarra la policía, los entrega a la migra ¡y de retache pa'l pueblo.

En SUM existe preocupación no solamente por la taquilla del 8 de febrero en Las Vegas, cuando el Tri enfrente al poderoso Islandia, sino también por las bajas entradas que podrían tener en la Copa Oro. Y peor, luego de que su idea del Comando Chiva fue desactivada por Juan Carlos Osorio y la FMF.

Esto pone en riesgo la economía de SUM... y también la de los malls cercanos a los hoteles de concentración, que verán drásticamente disminuidos sus ingresos ante la ausencia de los tricolores deseosos de acabarse los viáticos.

¿Y la ambulancia?

Está bien que algunos equipos mexas no le estén echando ganitas a la Copa MX, pero en Puebla sí que se pasaron.

OK, concedo que el miércoles había más gente en los tacos árabes o comprando cemitas en el Mercado del Carmen que en las tribunas del Estadio Cuauhtémoc, pero eso de ahorrar en el asunto médico de los jugadores es no tener abuela, bisabuela y demás.

Resulta que el canterano atlista Diego Cruz tuvo que salir antes del minuto 4 por una fuerte entrada que le lesionó la rodilla y, cuando la gente del Atlas esperaba alguna ayuda del servicio médico, se dieron cuenta que no había ni siquiera ¡una ambulancia!, es más, ni siquiera unas muletas para que el defensa se apoyara al caminar rumbo al camión.

Tras la barrida que le propinó el argentino Gonzalo Ramos, al chavito rojinegro lo tuvieron que sacar, como borracho de cantina, de aguilita, porque las atenciones médicas de plano brillaron por su ausencia.

El momento fue desesperante, pero afortunadamente no pasó a mayores. ¡Ojo! Porque una verdadera tragedia puede ocurrir si siguen escatimando en lo más importante, que es la salud.

PD: Ya es viernes ¡Saluud!

Hipnosis

Todos conocen ya la historia de André-Pierre Gignac y John Milton.

El hipnotizador lo durmió y, tras 8 ó 9 partidos de que no le metía gol ni al arcoiris, el francés despertó y llevó a los felinos a ganar su quinta estrella.

Bueno, pues esta semana en Chiapas, un hipnotizador llamado Luis Guillén hipnotizó al "Hobbit" Bermúdez en plena cancha del estadio. ¡Y tómala! que Christian Bermúdez le anotó un gol casi al final del juego al Necaxa, y lo más sorprendente fue que lo metió ¡con la cabeza! y eso que mide como 1.10 y con tacones.

Ahora sólo falta que lo hipnoticen para que pague la pensión alimenticia de los hijos que tiene regados por ahí, como el de la señora que le exigía 3.6 millones ¡y pum! la vida resuelta.

Adiós, Delort

Cuando me enteré que el francés Andy Delort se iba de Tigres la verdad no lo podía creer... ¿A poco jugaba ahí?

Bueno, digamos que cobraba, pero el chiste es que ya lo mandaron de regreso a Europa, pues se lo vendieron al Toulouse.

Diiiiicen que sin jugar, pero Delort en un torneo ya consiguió los mismos títulos que el Atlas en su historia ¡aaaaah raaaazaaaa!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios