miércoles, 4 de enero de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 04-01-2017



Dos tipos de Sangre...

Déjenme les platico que La Sangre Azul alentará al Cruz Azul en el Clausura 2017 dividida en dos grupos.

¿Se acuerdan que les conté que La "Pulga" había dejado el liderazgo de la conflictiva barra celeste hacia finales del 2015?

Bueno, pues Rafael Rubio está de vuelta, pero no precisamente para dirigir a toda La Sangre, sino para tener su propio grupo de animación pues al parecer ya no tuvo cabida en lo que quedó del grupo original.

Así, en el Estadio Azul veremos a una barra con miembros de La Sangre Azul liderada por La "Pulga" y otra que se quedó sin un líder, pues son varios los barristas que luchan por dirigir a esta facción del grupo de animación celeste.

Al menos este fin de semana ninguna de las dos parcialidades se autoproclamará como la única Sangre, pero teeeengo la impresión de que si no les echan una buena vigilada, hay riesgo de que en el futuro corra la ídem...

A sufrir otra vez

Si Rafa Baca le pidió a Santa Clos ese huequito que le permitiera tener la oportunidad de luchar en igualdad de circunstancias por un lugar en la alineación de Cruz Azul, bueno, el gordito del saco rojo le falló gacho, pues aunque se llevó a tres extranjeros de La Noria, ya le trajo otros cuatro al técnico Paco Jémez y mi carnal Baca está oootra vez en gran desventaja para cumplir con su sueño celeste.

Y es que pese a ser mexicano de nacimiento, la patética Regla 10/8 lo condena a contar como extranjero para la Liga MX por el gran pecado de haber sido registrado por primera vez cuando ya tenía más de 19 años, y aunque cuentan que su caso iba a ser llevado por el club a las autoridades competentes, parece que estas ni enteradas del mismo y el pobre Baca tendrá que lidiar con la posibilidad de ir incluso a la tribuna por la sobrepoblación de extranjeros que vuelve a vivir la plantilla celeste.

Afortunadamente, Baca es un gladiador que no se dobla con poco y muestra de ello es que el torneo pasado, pese a la presencia de gente de calidad y carácter, fue él quien inició como titular los 15 partidos que disputó, así que si en 2017 lo ven en la tribuna, no será por falta de calidad o de... ganas...

Lección aprendida

Parece que la nueva directiva de Pumas realmente está capitalizando de los múltiples errores de sus antecesoras y el caso de Silvio Torales es una buena muestra de ello.

Y es que antes del Apertura 2016 era común morirnos de la risa cuando veíamos que en la lista de transferibles auriazul aparecían jugadores que habían abandonado el club años antes porque al tener contratos larguísimos y no ser precisamente buenos, pues apenas acababan sus préstamos y los regresaban, como nuestro amigo Robin Ramírez. Ahora, Rodrigo Ares se ha puesto las pilas para deshacerse de todos esos "activos" que por "pasivos" no merecen ni siquiera una segunda oportunidad en CU, como es el caso del señor Torales.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios