martes, 17 de enero de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 17-01-2017



Ódialas más

Mientras que algunos clubes han lanzado una convocatoria abierta para ver jugadoras de futbol de todo tipo de edades y cualidades, el América llevó su arrogancia hasta la conformación de su equipo de mujeres para participar en la próxima Liga Femenil organizada por la Liga MX, que tendrá su banderazo de salida con un torneo de Copa este mismo semestre.

Me cuentan que la dirigencia del cuadro azulcrema, que sabe muy poco del tema y a la que no le vendría mal acercarse a la gente que realmente conoce, le encargó a Ángel "Coca" González que hiciera una búsqueda muy particular, pues resulta que se han dado a la tarea de dirigirse a algunos equipos y lugares donde se concentran algunas de las mejores exponentes capitalinas para que le recomienden a las de mayor calidad, las más fregonas para decirlo en mis términos, a las que no tengan mucho qué enseñarles.

Incluso me dicen que han sondeado en la Policía Federal, donde tienen fama de contar con algunas excelentes jugadoras.

Y todo esto, para tener una visoría privada con puras jugadoras de élite, es decir, que las Águilas no le van a dar chance a alguna jovencita que ande con ganas de irse a probar y que se baje del pesero en División del Norte a tocar la puerta del Nido, no, ellos van a reclutar a pura "estrella", porque hasta en eso quieren ganar y hacer un equipo competitivo a toda costa.

Qué diferencia con Pachuca o Morelia, que han abierto sus convocatorias y que en el caso de las Tuzas hasta becas les van a dar, buscando talento y dando oportunidades... Pero bueno, es el Ame ¿podíamos esperar menos?

Resulta Nico ser una 'fichita'

Nicolás Castillo dejó a más de un jugador de Cruz Azul con cuentas pendientes.

Y no por el gol que les marcó el domingo para darle la victoria al Club Universidad, sino por el dolor de cabeza que significó el chileno, a quien el pundonor que mostró no le dejó ganas a ninguno de sus rivales de pedirle la playera al final...

Me cuentan allá por los rumbos de La Noria, que el fin de semana en Ciudad Universitaria el atacante de los Pumas buscó sacar de sus casillas a más de un jugador celeste, hasta que Gabriel Peñalba picó el anzuelo.

El primer encontronazo se dio cuando amonestaron al chileno auriazul por una patada sobre Gabi y a partir de ahí todo fue guerra verbal entre ambos. El problema fue que Peñalba se desconectó primero, además de que la fama que se carga con el gremio arbitral pues no le ayuda ni tantito.

Todos fueron conscientes que su expulsión fue rigorista, el problema es que los jugadores de La Máquina tronaron cuando no le marcaban a Castillo sus linduras dentro del campo y terminaron tan calientes que no dudaron en comentar tras bambalinas que Nico es un tipo que "se da a odiar".

En lo que se resuelve la situación y cada uno cumple su suspensión, lo que no me queda duda es que Castillo entró derechito a la lista negra entre sus colegas de la Liga MX.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios