lunes, 16 de enero de 2017

Les da típica anemia



El arranque de dos partidos sin gol en los Tigres no es novedad en el cuadro de Ricardo Ferretti cuando se inicia un torneo.

De acuerdo a los últimos cuatro torneos cortos, los felinos suelen empezar flojos en la definición, tal y como está sucediendo en el presente Clausura 2017.

Después de dos partidos en el año, los Tigres siguen sin poder anotar, tras empatar sin goles en la Jornada 1 ante Santos y perder 2-0 el fin de semana contra Atlas.

Hace seis meses, en el Apertura 2016, el equipo también inició sin punch, pues los Tigres no pudieron anotarle a Santos y Atlas en las dos primeras fechas y despertaron en la fecha 3 contra el América al que golearon 3-0 en el Estadio Azteca.

En el Clausura 2016, los Tigres sí hicieron una excepción en su inicio, aunque no muy diferente, pues en la fecha inaugural cayeron 1-0 en Toluca, pero en la siguiente jornada vencieron 2-0 al Morelia en casa.

El 2015 también comenzaron con un ataque chato, pues en ambos torneos, tanto el Apertura como el Clausura, la producción de goles fue escasa.

En el Apertura de ese año, los Tigres comenzaron con dos derrotas, ambas por la mínima diferencia contra Toluca y Morelia y acabaron con la sequía en la tercera fecha al empatar 2-2 con Chivas, mientras que en el Clausura, perdieron con Atlas (1-0), pero se desquitaron en la jornada 2 al vencer también por la mínima a León.

En este 2017, la sequía es apenas de dos juegos y los Tigres quieren que la tercera sea la vencida, y más porque viene el América en lo que será la repetición de la Final del torneo pasado.
Anuncios