viernes, 27 de enero de 2017

Mucho ruido y poca acción



Tras generar más expectativas que acciones dentro de la cancha, Andy Delort dejó ayer a los Tigres.

Lo que se suponía era una apuesta a largo plazo del equipo felino, terminó en un paso fugaz de seis meses, al concretarse ayer la venta del atacante al Toulouse, de la Liga 1 de Francia.

Con el equipo auriazul el francés jugó 14 partidos de Liga, tres de ellos de titular, para 396 minutos jugados y tres goles anotados. También tuvo acción en la Concachampions, con dos juegos, ambos de titular, 180 minutos y un gol marcado.

Tigres llegó a un acuerdo con Delort el 28 de junio del año pasado, pero el Caen se negaba a soltarlo, por lo que el jugador entró en rebeldía al negarse a entrenar.

Fue hasta dos meses después que el galo aterrizó en la Ciudad aún sin haber acuerdo entre los clubes, el martes 29 de agosto, y fue el jueves 1 de septiembre cuando finalmente firmó por cuatro años con los Tigres.

Se esperaba que Delort fuera la dupla de ataque de Gignac, pero nunca pudo encontrar espacio como titular ante el buen momento de Ismael Sosa, quien fue el goleador del torneo regular del Apertura 2016 con siete goles.

Esto hizo que el jugador viera posibilidades de salir y hubo tres clubes interesados, en principio a préstamo, hasta que el Toulouse hizo una oferta en compra que fue aceptada por Tigres.

Delort será recordado por el ruido que generó su llegada, sus fotos con el filtro de flores en snapchat y que formó parte del plantel campeón, para el cual aportó un gol en la Liguilla, en la vuelta de Cuartos de Final contra Pumas.
Anuncios