martes, 7 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Mural | 07-02-2017



No al juego

Definitivamente, la Selección no va a jugar en Las Vegas.

Así como lo leen: el Tricolor está desde ayer en la célebre ciudad de Nevada para enfrentar mañana a la Selección B de Islandia, pero de juego, nanais.

No se si sea porque algo les conocen a los pateabalones o simplemente para no ponerles tentaciones, pero los de Juan Carlos "Libretitas" Osorio estarán hospedados en un hotel que no tiene casino.

No vayan a creer que los mandaron a la zona de los outlets, porque están hospedados en Las Vegas Strip, aunque al parecer el hotel fue cuidadosamente seleccionado.

El Tri está hospedado en el Mandarín Oriental, uno de los hoteles de mayor lujo, pero que, a diferencia de otros de súper caché, no un tiene casino, así que los futbolistas no van a poder apostar sus viáticos.

Bueno, muy cerca tienen el Vdara, el Cosmopolitan y el Aria, que también tienen lo suyo y muchas maquinitas, aunque no sé si les alcanzará el tiempo para darse una escapada, porque el viaje es de entrada por salida.

Eso sí, el Mandarin Oriental tiene un centro comercial de puras marcas que les caen bien gordas a los pateabalones, así que probablemente llegarán a México igual de gastados, pero no tanto por apostar, sino por el shopping.

Estadio sin voz

Un tema que le preocupa a la directiva del Atlas, además del juego del sábado contra las Chivas, es evitar que abucheos hacia el sonido local en el Clásico Tapatío.

Este pendiente llega justo después de los abucheos de varios sectores de la tribuna cada vez que Ricardo Cruz, encargado del micrófono, cumple con su asignación como anunciador en el Estadio Jalisco. La gente no le perdona a la directiva la salida de Rafael Almaraz.

La verdad es que lo tenían previsto, pues la gente rojinegra estaba muy identificada con el "Chango", quien dio a conocer que no seguiría por sentirse desplazado por la directiva, que puso a Cruz sin decir agua va.

Insisto, ser la voz del estadio no es el fuerte de Cruz, pero hace lo que puede y sé que al "Mini Poteyo" -así le dicen, yo no ando de llevado- le causa conflicto que lo abucheen a cada rato.

La directiva y no sabe qué hacer para el juego del sábado: mantener a Cruz, poner a alguien más o insistirle a Alamaraz, porque dicen que le han llamado, pero que no les contesta el teléfono.

Bueno, al menos menos eso es lo que aseguran, porque a lo mejor se están haciendo los dignos y dicen que la esposa del locutor levanta el teléfono y finge ser su secretaria.

El caso es que el "Chango" se queja de que no le dieron el lugar que le corresponde por historia, experiencia y talento.

Lo único que puedo decirles es que todavía no saben quién dará las alineaciones, pero tienen que tomar decisiones, pues quedan pocos días y, si van a meter a alguien nuevo, tendrá que ensayar.

Lo extrañan

Muchos en el América extrañan a Rubens Sambueza, entre ellos Silvio Romero, quien tiene una buena amistad con él, así que el fin de semana se reunieron para pasarlo en familia, con un tradicional asado, en el que se pusieron al día con las novedades de cada uno.

Para el "Chino" siempre fue muy importante el apoyo que le dio el ex capitán del América desde su llegada a Coapa, pues sabía cómo hacerlo sentir mejor o darle un consejo cuando había momentos de tensión.

Pero no sólo el delantero azulcrema lo extraña, pues en el vestidor muchos todavía suspiran por el volante, quien sabía suavizar tensiones y ablandar el carácter de algunos entrenadores, como ahora Ricardo La Volpe.

Incluso, Sambueza buscaba la unidad del grupo por mucho que sólo hubiera relación laboral entre algunos, además de que hacía el momento más grato para aguantar las altas y bajas de Oribe Peralta, quien un día está bien y al otro día quién sabe.

Hasta la afición lo extraña, porque siempre tenía detalles, como pararse a firmar autógrafos, escuchar y no aventarle el carro la gente que espera a los jugadores por horas.

Bueno, al menos ya no extrañaran sus expulsiones.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios