domingo, 5 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Norte | 05-02-2017



TODAVÍA TRAEN CONFETI

Aguas con la fiesta

Dijo Ricardo (pa' sus cuates) anoche que no tiene nada que recriminarle a sus jugadores, que con la base mostrada confía en que volverán pronto al triunfo.

Eso lo dice él en la rueda de prensa, pero al interior sí debe de haber regaño y estirón de orejas. Porque el campeón de nuevo no apareció anoche, todavía trae confeti de aquella noche del 25 de diciembre.

El Tigres poderoso en el papel que anoche tuvo en la cancha todo su arsenal con el ingreso del chileno Eduardo Vargas desde el minuto 73, se vio sólo en los últimos 5 minutos.

Un equipo diseñado para ser bicampeón de Liga y campeón de la Concacaf no puede pretender atacar en serio hasta los últimos minutos.

Gignac se volvió a topar al Diablo que representa Toluca y de nuevo sacó su chamuco contra el abanderado que le marcó bien los 85 fueras de lugar en que cayó, pero ahora también la llevó Damm por no centrarle como se lo pedía, exhibiéndolo gacho ante todos.

Y lo que vimos todos también, menos el árbitro Jorge Antonio Pérez, fue que buscó cobrarse no sé qué con Gabriel Hauche y lo persiguió hasta le mitad de la cancha para agredirlo sin balón. Era de roja, pero se la perdonaron por segundo partido consecutivo.

De fiesta en Aguas

Lo que me dio gusto ver ayer fue que los puentes para ingresar a McAllen no tenían filas y el camino de Monterrey a Aguascalientes tuvo caravana de aficionados rayados.

En este "puente" por el 5 de febrero, los regios decidieron abandonar las tiendas de McAllen por la Ropa de Aguascalientes (y no la de Tapia y Guerrero).

Fue así que ayer parecía día de Feria en los alrededores del Estadio Victoria, pues de porrazo les llegaron unos 10 mil aficionados Pandis a tomar cheve en los bares, a comer en sus restaurantes, como ese del buffet de carne asada que me antojaron ayer en el Twitter.

Familias enteras, con niños de todas edades, se vieron ayer en la bonita ciudad hidrocálida. También andaban parejas jóvenes, novios que hicieron tres horas extra de camino quien sabe porqué.

También hubo los que se fueron a la aventura y andaban pidiendo de a pesito para completar el boleto y otros que le ofrecían moche a los guardias para que los dejaran entrar.

No faltaron los típicos "¡awaaante La Pandilla!" que se andaban peleando entre ellos, pero fueron los menos. Fueron ocho los detenidos por andar en broncas entre mismos rayados y contra la Policía.

Eso fue afuera, y adentro, gracias a la raza Pandi, el Estadio Victoria casi se llenó, porque ante León entraron 16 mil 645 rayos y ante Pachuca fueron 13 mil 723, así que con los 10 mil rayados que viajaron, pues se armó la entrada de 20 mil 507 y retumbó el "¡Daaale, daaale, Rayaaados, daaale, Rayaaados!" y el "¡Daaale Rayadooos, fiii, fiii, fiii, Daaaale Rayadooos, fiii, fiii, fiii!".

La fiesta no fue completa por culpa de Barovero y porque al final hubo bronca de la Policía con La Adicción y a un barrista que sacaron lo golpearon salvajemente.

Y aunque el invicto de 14 partidos se oye bien, tampoco es para festejar, porque llevan cuatro empates seguidos.

Súper Domingo

Qué lindos son los domingos de NFL y hoy se nos acaban por un buen tiempo.

No llegaron mis Seahawks, pero como quiera estaré siguiendo el Súper Tazón desde la oficina. Me inclino por Atlanta para que le gane a los Patriotas con todo y su Belichick y su Brady y lo que quieran. Hoy deseo y pienso que van a ganar los Falcons de Ryan. Esta vez veo a la mejor ofensiva de la liga ganándole a la mejor defensiva.

Eso sí, eso no significa que lo que han hecho los Patriotas desde que los compró el señorón Rober Kraft hace 23 años no sea para destacarse y hasta ponerle un monumento en el Salón de la Fama de Canton, Ohio. Hay que reconocerlo.

Antes de 1994, los Pats eran un equipo perdedor que por accidente, y no por otra cosa, llegaron al Super Bowl en la temporada de 1985. Ese que perdieron contra los Osos.

Pero con Kraft han jugado ¡ocho veces el Súper Tazón! Uno que perdieron con Drew Bledsoe contra los Packers y luego los siete que han jugado con Tom Brady, de los cuáles han ganado cuatro.

Ooobviamente su éxito se ha visto reflejado en su base de aficionados que ha crecido de manera sostenida así como también la cantidad de gente que los odia. En Boston hay una afición muy fiel que apoya a su equipo, pero los Pats han trascendido fronteras y en México tienen millones de aficionados.

A ellos les dicen que son aficionados de moda que porque la mayoría tiene poco tiempo de seguirlos. Sin embargo, se nos olvida que realmente son los títulos los que hacen que ganes aficionados y no una moda.

La base de fans de los Acereros se formó durante la época de Chuck Noll y de Terry Bradshaw, Franco Harris, Lynn Swann, Joe Green, "El Conde" Lambert, Stallworth y todos ellos. Y así la de los Vaqueros con la generación de Staubach y luego con Troy Aikman, Emmith Smith, Michael Irvin y compañía.

Lo mismo le pasó a los Niners que vienen arrastrando aficionados desde la época de Joe Montana, Roger Craig y Jerry Rice.

Muchos de ellos han inculcado la afición a sus hijos, en otros casos los hijos han adoptado al equipo exitoso de la época. Es normal, no es solo una moda. Te identificas con el ganador.

Así como el Monterrey empezó a ganar aficionados en su "Época Dorada", ahora los Tigres como muchas otras organizaciones deportivas en el mundo pueden atrapar nuevos aficionados con títulos.

¿O a poco la gente le va al Barcelona en los últimos años nomás por su uniforme?, Claro que no, es porque ganan campeonatos y sus nuevos seguidores ven en sus jugadores como Lionel Messi a un ejemplo a seguir.

No es una moda, son equipos ganadores que hacen afición. Y eso hay que imitarlo.

No hay campaña publicitaria más efectiva que ganar títulos y tener figuras para que un club gane más aficionados.

En las redes de Sanca

Lo mejor deTwitter

@Dannyboy1961
"¿Tú qué sabes Sanca?"

@pacotaboada
"¿Y si le pedimos a Miguel Ángel Garza que también baje a la banca se desatolondrarán?".

@lichectorfiscal
"¡Se tardan mucho en carburar! ¡Se les agota el tiempo! Ojalá jugaran los partidos como en los últimos 5 minutos".

@leodjtoal
"Zelarayán no es contención y Sosa intermitente. Ahí está el problemitis".

@webs_78
"Urge sesión de todo el equipo con John Milton".

@alex24lc
"Agresión sin balón en juego de Gignac. Lo amamos, pero eso no agrada y no es correcto".

@edermartinez
"¿Y si volvemos a la doble contención con Dueñas y ¡puuum! jugamos como cuando quedamos campeones?".

@aioria1977
"Uno padece Campeonitis y el otro Empatitis".

@pp09602865
"¿Oootro empate de local de Rayados?".

Mail: sancadilla@elnorte.com 
Anuncios