jueves, 23 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Norte | 23-02-2017



Que alguien le diga

Yo tengo una duda. Bueno, tengo muuuchas dudas de la vida, pero una en particular...

¿Por qué en Tigres se sigue dejando que el "Capi" Anselmo Vendrechovski patee los tiros libres, ésos que se marcan afuerita del área y que son peligro de gol?

El "Capi", sin lugaaar a dudas, ha sido el mejor central en este equipo. Jamás osaría yo, sí, eso, ni osarííía siquiera pensar en poner en duda la capacidad de Junior, su entrega, que ha sido el mejor de la historia de este equipo y que como defensa y como persona ha sido lo mismo: excelente desde el 2010 que llegó.

No, por favor, eliminen que siquiera piense en poner en duda eso. Quedará en lo más alto en la época dorada del equipo. Le pongo 2 Oxxos y un Seven.

Luego de tanto halago y de darle su "chupón", puedo decir a lo que voy: ¿alguien le puede decir que ya no patee los tiros libre directos?

No recuerdo cuándo fue el último gol que metió así.

PD: Creo que fue o a Miguel Marín o a Ricardo A. La Volpe. Desde entonces no mete ni un gol en tiro libre.

Anoche, no

Vaya embrollo en el que se metieron los Tigres ayer.

La opción de quedar eliminados no pasa por la mente de su gente ni la de la mayoría de los aficionados al futbol en País, dada la nómina del equipo.

Peor con lo de anoche. La van a sufrir enormemente en la vuelta.

Pa' empezar, deberán forzosamente anotar gol. Mínimo, mííínimo 1 para a ver si siguen vivos.

¿Que cómo pasan a Semifinales?

Ganando el miércoles por cualquier marcador.

Empatando 2-2, 3-3, 4-4, 5-5 y así pa'delante.

¿Que cómo se van a tiempos extra?

Empatando 1-1.

¿Que cómo quedarán eliminados?

Empatando 0-0.

Perdiendo por cualquier marcador.

Pronóstico: Pa'l 22 de abril llegarán enfocados 100 por ciento al Clásico contra Pandi.

PD: El que entendió, entendió.

Los niños Pandis

Ayer, CANCHA publicó en su portada la foto en donde mi compa "Ponchito" González, Edwin Cardona y Cesarín Montes festejaban un gol como los changuitos del WhatsApp, los emojis.

Uno con su boquita tapada, otro con sus ojitos tapaditos y otro con sus orejitas cubiertas con sus manitas.

CANCHA dio a conocer esa foto e informó que festejaron así. Ayer, en Twitter, algunos Rayados escribieron -según su investigación- que fue porque de la tribuna les gritaron sonidos de changos a tres jugadores Rayados de color, y esa fue una manera de callar a la tribuna. Bueno, les cuento que eso es falso.

Los jugadores, previo al partido, se habían puesto de acuerdo en festejar así un gol, pero, pero, con un pequeño cambio...

"N'hombre, eso no es cierto. Lo que pasó es que ellos se pusieron de acuerdo y así iban a festejar, están chavos. Pero ojo, los que iban a festejar como los emojis eran 'Ponchito', Montes y Bueno, y cuando cayó el gol Marco no estaba cerca y le dijeron a Cardona que a él le tocaba taparse los ojitos.

"Están niños, se juntan muchos ellos y pues se les ocurrió. Cardona no era parte del festejo, pero estaba cerca y Marco no".

Bueno, pues todo eso fue porque a los tres niños de Rayados se les ocurrió festejar como los changuitos de WhatsApp.

PD: ¡Cooochaaaa!

El macho mexicano

A qué no saben quién sigue dando de qué hablar fuera de la cancha, aunque allá en León no salga todo a la luz.

Carlos Peña se ha vuelto un dolor de cabeza para todo mundo en donde la vida no vale nada. Simplemente es incontrolable.

Aunque acude puntualmente a los entrenamientos y trabaja bien, lo que hace fuera de la cancha le está pasando factura, porque todos los días acumula líos de faldas, no se cansa de la vida nocturna y su concentración siempre se ve mermada por problemas extra futbol, y en todo ello el alcohol es un protagonista de la escena.

Las cónyuges de otros integrantes del plantel se han tenido que aguantar varios numeritos en los partidos al tener que ver a la esposa y a la novia del "Gullit" a punto de decirse de todo en el Estadio Nou Camp.

Y cuando la gente de la directiva se ha acercado al jugador para hacerle algunas observaciones, o incluso para darle algún consejo, éste sólo agacha la cabeza, no dice nada, pero tampoco resuelve sus conflictos, y mucho menos le baja a la fiesta a las salidas nocturnas, que cada vez son más frecuentes.

Me cuenta mi Judas Panza Verde que incluso se ha pensado en mandarlo a alguna clínica para tratar de apoyarlo, pero el jugador siempre se sale por la tangente argumentando que va a dejar los excesos.

En Chivas no pudieron con él, pero en esta segunda etapa con León no endereza el camino, y de seguir por esta vía, su carrera se acabará antes de lo que imagina.

Qué chulada de pela'o: tiene esposa, tiene novia y a las dos las junta en la tribuna del "Glorioso", como le llaman al estadio del León.

Yo no tengo ninguna y él tiene dos. Eso no se vale (carita llorona de WhatsApp).

PD: Ni en sus películas mi "Chente" Fernández era tan macho como el "Gullit".

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios