miércoles, 1 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 01-02-2017



Mal negocio...

¿Cuánta habrá sido la urgencia del Pachuca por vender a Rubén Botta, que casi casi lo ofrecieron de remate?

Ya les había contado que el jugador no encajaba del todo bien con los Tuzos, pese a que de unas semanas a la fecha se convirtió en una buena alternativa a la ofensiva y por ahí hasta su gol metió.

Peeero el que empezara a entenderse bien en la cancha con sus compañeros no bastó para que echara raíces en el club, al grado de que San Lorenzo ofreció por él por apenas la mitad de lo que el Pachuca pagó para adquirirlo y, aun así, el cuadro hidalguense no la pensó dos veces para tomar la palabra al conjunto favorito del Papa Francisco.

Dicen que el jugador se resistió un poco porque allá en Argentina iba a ganar algunos pesos menos, sobre todo porque con los Tuzos estaba en el Top 5 de los mejor pagados, pero al final no le quedó de otra que dar su brazo a torcer e irse a vestir de azulgrana, al tiempo de decir que "está cumpliendo un sueño".

Este episodio con Botta será un tache en el cuaderno de los Tuzos, que suelen hacer negociazos con sus jugadores, pero que en este "bisne" nomás no, aunque me cuentan que allá en la Bella Airosa están listos para tomar su revancha este verano, cuando pretenden llenarse las bolsas de dólares vendiendo a su última joya, Hirving Lozano.

La grabación incómoda

La salida de Edgardo Codesal de la Comisión de Árbitros provocó abrazos ¡hasta entre los ex colegiados!

Resulta que no sólo los nazarenos encabezados por José Luis Camargo y otros tres silbantes celebraron la renuncia del titular del área técnica de la comisión, sino que en el grupo que tiene demandada a la Federación Mexicana de Futbol por despido injustificado recordaron que el doctor les dejó casi sin querer un "arma" que podría ser clave en su pleito legal.

Me cuentan que uno de los ex silbantes grabó una de las tantísimas entrevistas que Codesal concedió, en la cual el dirigente admitió que los árbitros son trabajadores de la FMF y, ¿qué creen?.

El asunto es relevante porque de ahí pretenden agarrarse los ex colegiados en su demanda contra el organismo para argumentar que no fueron meros prestadores de servicios profesionales, como los catalogan y de donde se agarran para no pagarles la lana que piden por el cortón que les dieron.

Por lo pronto, el litigio sigue empantanado, con una parte esperando que el juicio continúe en la Ciudad de México y con la otra queriendo pelear en Morelos, sin que se aviste el pitazo final de este complicado duelo.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios