martes, 21 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 21-02-2017



A Canadá, con todo y su prestigio

El pez por la boca muere.

Víctor Vázquez creía que tenía prestigio para regresar a jugar a Europa, pero apenas le alcanzó para ir a la MLS.

Y es que el español cerró ayer su contratación con el Toronto FC, en quizá la última salida de escape que le quedaba para no pasar más tiempo en La Noria, donde ya vagaba como alma en pena y entrenando solo.

Lo más curioso de este caso fue que meses atrás, Víctor aseguraba que todavía tenía nivel para volver a Europa, donde según él, había mucho prestigio que debía defender tras su amargo paso por Cruz Azul.

Pues ni una ni otra, porque en Europa no querían pagar por él y en México ya estaba más que borrado.

Hoy formará parte del Toronto, uno de los equipos más fuertes en esa Liga, y que la verdad, no trae una plantilla tan flojita, por si pensaba que iba a ser fácil ser titular.

Pues ojalá se pueda afianzar allá, porque acá en la Capirucha nada más no le agarró el modo.

Conduciendo con el 'enemigo'

Hace unos días me enteré que Alejandro Palacios y Goyo (el Puma) anduvieron de visita con el piloto de autos, Sergio Pérez, quien no sólo los trató de maravilla sino que además le dio unas vueltas a toda velocidad en un auto al "Pikolín" para que viera lo que es la velocidad y no los arrancones de Periférico.

Checo hizo gala de amabilidad, y el Goyo ni se diga, le puso la nota alegre al asunto, para hacer el momento inolvidable.

Qué bueno que en esto de la camaradería y la convivencia no imperan las pasiones por el futbol, porque basta recordar que el representante de la escudería Force India es un americanista de hueso colorado, que ha festejado los títulos de los azulcremas en la cancha del Estadio Azteca, que los visita continuamente y no esconde su amor por el Ame.

Esperemos que en esta visita no le haya echado la sal al "Pikolín" para el partido contra las Águilas del 19 de marzo, cuando los emplumados vayan de visita a territorio puma, o viéndolo más positivo, ojalá y el arquero de los universitarios le haya puesto sobre la mesa una apuesta para ver de qué cuero salen más correas el próximo mes y que por lo menos haya una comida o una lanita de por medio en juego.

Uuuy, qué miedo

Como si se tratara de una arma blanca o algo por el estilo, me enteré el domingo pasado que al Estadio Olímpico Universitario no puede entrar ningún tipo de máscaras.

Uno puede entender que no te dejen entrar al estadio con cinturones, cosméticos y botellas de plástico, pero ¿con máscaras? Y es que varias porras se organizan dentro del estadio para hacerse notar de una forma sana o divertida, pero la seguridad del inmueble les puso el alto.

Pero bueno, mientras en estadios como el de Veracruz te dan chance de entrar con un picahielos, en CU creen que puedes matar a alguien haciéndote pasar por 'Mikimaus'...

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios