martes, 28 de febrero de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 28-02-2017



La hora de las complacencias

Y mientras la mayoría de los equipos del Máximo Circuito siguen con los preparativos para entrarle de lleno a la Liga Femenil, les cuento que en la Federación Mexicana de Futbol están contemplando realizar el Torneo de Copa, pensado como piloto para arrancar la Liga en el verano, sin la presencia de Puebla y Chiapas, equipos que no están ni remotamente interesados, y lo peor es que el argumento que están dando es que como están en venta, pues no tienen el tiempo y los recursos para invertirle al futbol practicado por mujeres ¡Háganme ustedes el favor!

El tema de la creación de la Liga no es que sea un capricho de la Liga MX o que se vaya a cumplir por las demandas de las seleccionadas que a gritos piden un lugar donde tener continuidad, es una demanda de FIFA, que luego de la llegada de Gianni Infantino está buscando darle un impulso importante a esta modalidad, porque están seguros de que aquí también van a encontrar jugosos dividendos.

China le está metiendo muuucho dinero, ya firmaron a la brasileña Cristiane que será la jugadora mejor pagada en la actualidad con cerca de 9 millones de euros por torneo, Francia, Alemania y Japón no se quedan atrás, España ya tiene el respaldo de la firma Iberdrola, que da nombre a su Liga, Colombia acaba de lanzar su Liga profesional, y nosotros seguimos en el terreno de las complacencias viendo como Camoteros y Jaguares siguen haciendo de las suyas, ignorando a las chicas que quieren jugar futbol en Puebla y Chiapas.

La llamada del domingo

Como en todas las profesiones del mundo, errar cuando se inicia suele acarrear episodios de decepción que difícilmente vive alguien que tiene ya kilómetros recorridos. Aunque usted no lo crea, a los futbolistas también les pasa y ese fue el caso de Pablo Jáquez.

El joven zaguero de Pumas, quien el sábado por la tarde anotó un autogol en la derrota 4-3 ante Gallos, pasó un domingo terrible, pues con apenas 103 minutos en Primera División las dimensiones de una falla así se agigantaron, por ser el primero en su corta carrera y por el eco que provoca, por ser Pumas y por el resultado final del partido.

Afortunadamente para Pablo, una llamada telefónica el domingo por la tarde le sorprendió porque su mensaje era de tranquilidad, de aleccionamiento ante el error y de optimismo para sacar provecho de él para el futuro. La voz del otro lado de la línea era la del presidente del club, Rodrigo Ares, que con este acto le dio el voto de confianza a su jugador, quien seguramente volverá con la pila recargada para la próxima vez que el técnico Francisco Palencia necesite de él.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios