lunes, 27 de marzo de 2017

Columna San Cadilla Norte | 27-03-2017



La quieren dejar

Cuento, cuento y cuento las horas, los minutos y los segundos para que ya sean las 7 de la tarde/noche de mañana, se haya acabado el juego Trinidad y Tobago vs. México y ya nos olvidemos un tiempo del combinado nacional.

Entre más se habla de la Selección, más quiero a mi HERMOSA Liga MX, aun y con sus problemas de árbitros, de jugadores tramposos, de (dos que tres) equipos mediocres, de los mal llamados "4 grandes", y así.

Aun así, cómo se extraña la Liga MX, y más cuando las mesas de análisis de ESPN, Fox y Televisa se la pasan desmenuzando y opinando a toooda hora sobre la Selección.

(Y lo más patético es que todavía sacan al tema el 7-0 de Chile. ¡Qué flojera de temas!).

Mejor vámonos a la información, a temas de nuestra Liga mX.

La Regla 10/8 comenzó en el Apertura 2016, en julio de ese año. Muchos, creo que un 90 por ciento de los periodistas, analistas, comentaristas y ex jugadores de tele, la mataron, con el típico argumento de que le afectaría al futbol mexicano.

Este bloque no es para hablar otra vez de ese punto, si es buena o mala, que para mí es excelente, pero para la gente que se avienta con la bandera nacional de La Torre Latinoamericana o que cree que le tapan un lugar a un mexicano, pues es pésima. Cada quien.

Bueno, les decía que ya va a cumplir un año esta regla. Cuando fue creada (y criticada por la mayoría), los directivos dijeron que al cabo de un año, ésta dejaría de ser 10/8 y se convertiría en 9-9.

Es decir, que en vez de que haya como máximo 10 extranjeros entre cancha y banca, ahora deberá haber 9 importados y 9 mexicanos.

Bueno, pues leees informo que cada día que pasa los directivos se unen más y están haciendo equipo la mayoría para que la regla 10/8, que debería pasar a 9/9 ya en julio (Apertura 2017), se quede igual, en 10/8.

Como lo leen. Gracias a Dios los que mandan son los dueños y los directivos, y la mayoría están contentos con la regla, satisfechos con los resultados, y les informo que en la próxima junta de dueños o directivos, no sé cuál, se va a sacar a votación, buscando que se quede en 10 los extranjeros permitidos.

"Lo que pasa es que se viene Copa Oro y Confederaciones, habrá unos 30 mexicanos fuera de la Liga, a algunos se les acaba el contrato y es más difícil y caro negociar con los nacionales.

"Te cuento que la mayoría de los dirigentes estamos con la idea de que se quede en 10 y no se rebaje a 9. Así se votará. No te aseguro que se quede, pero sí es lo más viable", me contó un presidente de equipo, uno de los 18 que están en Primera División.

Ya les di la información. Ahora un párrafo, sólo uuuno, de opinión.

Aplausos a los dirigentes si la mantienen. Envolverse en la bandera nacional y tirarse de un edificio ya quedó en el pasado. Aplausos a que haya más variedad de jugadores. Siempre la Liga será mejor mientras haya más competencia, y si un mexicano no puede con la competencia de un extranjero, pues nada tiene qué hacer.

PD: Ojalá se quede la 10/8.

Dobles caras

Uno de los motivos por los que el Tri es una pachanga es el manejo que le dan en la televisión, y una prueba sucedió el martes por la noche.

A lo largo de los años, y eso lo sabemos, dependiendo de si tenían o no los derechos, aplaudían todo lo del Tri, o bien le tiraban.

Televisa siempre ha sido la televisora más palera de la Selección Nacional. Es la creadora de "¡El equipo de todos!", obvio por los intereses que esto conlleva.

Javier Alarcón fue el mero bueno de Televisa Deportes por muuuchos años y siempre lo escuchábamos hablar maravillas de la verde. Aunque fuera mal, salía el optimismo, las porras, la matraca y el "¡Pero vamos a mejorar, porque es el equipo de todos!".

Bueno, el martes vi una parte del noticiero que tiene Ciro Gómez Leyva, en Imagen, y al tomar la palabra Alarcón, dijo: "¡Vamos con la Selección, que por cierto el boletaje para el juego del viernes (pasado) va muy bajo... la gente no ha mostrado hasta ahora mucho interés!".

¿Se imaginan ustedes a Javier diciendo eso cuando estaba en Televisa?, jamás. Pero como ahora está en otra televisora, ahora sí se le puede tirar o decir "verdades", porque lo de los boletos era una verdad, noticias que en la empresa de Emilio Azcárraga siempre se esconden.

El Tri, señores, es un manejo descarado de televisoras. Esconden en "ser nacionalistas" el real interés que existe detrás, que es el dinero, el comercio, la publicidad.

"¡Aquí hay quienes a cuadro sacan la matraca del Tri, y cuando hay comerciales hablan de que les vale, diciendo que ellos como quiera comen!".

Nunca se me van a olvidar esas palabras que me dijo un cronista de Televisa hace poco más de 3 años, meses antes del Mundial de Brasil.

En las televisoras nacionales hay mucha doble cara por los intereses comerciales, hablando maravillas de la Selección, aunque no lo sientan o crean.

De este lado somos más directos: le vaya como le vaya, no nos es tan trascendente.

Ojalá le vaya muuuy bien y llegue no a un quinto, sino hasta un sexto partido, pero si dura tres, tampoco es para componerle una canción a Arjen Robben ni a los holandeses, como aquella niña grosera tras la eliminación del 2014 en el ya conocido y mediocre #NoEraPenal.

"¡Y si vieras lo que se habla en los comerciales!".

PD: Poca sinceridad hay detrás de la pantalla chica.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios