lunes, 10 de abril de 2017

Columna San Cadilla Mural | 10-04-2017



Reconciliados

Pues ahora que las Chivas y Televisa tuvieron su fin de semana de reconciliación, les traigo algunos detalles de esta historia de amor y desamor.

Cuando José Luis Higuera habló de una empresa que estuvo muuuy cerca de firmar para transmitir los partidos del Guadalajara y que por cuestiones legales no pudo, se refería a Fox Sports.

La cadena estadounidense ya había hecho una oferta que los rojiblancos no podían rechazar y estaban a punto de la firma, peeero, como en boda de película, alguien alzó la voz para impedir la declaración y el beso.

Resulta que la negociación llegó a oídos del departamento jurídico del ex de la chiva, o sea Televisa, que para pronto puso el grito en el cielo.

"¡Óigame, no!", habría dicho Emilio Azcárraga cuando se enteró de que se le casaba la rojiblanca con otro, para después sacar del cajón los papeles que impedirían la unión con el gringo ese.

Como bien lo dijo el tío Higuera -así le dicen sus seguidores en Twitter-, el contrato anterior con Televisa estipulaba que sería esa empresa y ninguna otra la que tendría el derecho a renovar o negociar un nuevo acuerdo de televisión con el Guadalajara.

Pues la amenaza fue clara: si la chiva no respetaba esa cláusula, Televisa le ponía una demanda de, más o menos, 30 melones de los verdes.

Así que, con la pena, le llamó a Fox, le canceló la fiesta y lo dejó vestido y alborotado.

Peeero la chiva se puso moñuda y aceptó de regreso al ex con algunas condiciones: el nuevo vínculo sólo duraría dos años y diiicen que, después de pasado el primero, también puede irse con otros, quesque porque ya no es exclusiva.

Y para quienes preguntan por qué tardó tanto Televisa en emprender la reconquista, les cuento que no había respingado porque el club no había negociado derechos de transmisión por televisión para México, sino sólo para plataformas de Internet, o sea que si se metía con Cinépolis o Claro Video, no estaba siendo infiel... a las reglas, me refiero.

Pero cuando llegó Fox con sus millones y le brillaron los ojitos a la chica tapatía, entonces Emilio se puso celoso y tomó cartas en el asunto.

Por cierto, tan enojado se mostró nuestro compañero José Ramón Fernández con la vuelta del Rebaño a Televisa, que exigió que Jorge Vergara quitara la placa con su nombre de la sala de prensa del Estadio Chivas, pero, según me enteré, la oferta de ESPN no estuvo ni cerca de lo que ofrecía Fox Sports.

De hecho, ESPN le propuso a Fox que unieran billetes y pujaran juntos por el contrato, para después compartir transmisiones, pero el nuevo galán iba solo y tenía lana suficiente, así que desechó la propuesta.

Bueno, pero a la chivita no le fue tan mal, porque aunque le hicieron manita de puerco para que volviera con el marido abusivo, pudo acordar algunos beneficios y cobrará más dinero que el que ofrecía el nuevo pretendiente.

Por unos días la tapatía rojiblanca estará como aquella novia que vuelve con el ex después de echar pestes de él con familiares y amigos, quienes no querrán verla ni en pintura, por obvias razones.

Aaahhh, el amooor...

Ahí viene Cándido

Y cambiando el tema, les traigo una del Atlas.

Resulta que los integrantes del cuerpo médico están muy sorprendidos con la recuperación de Cándido Ramírez y todo indica que al volante le quedan unas dos semanas para reaparecer en la Liga MX, recuperado de una operación en la rodilla izquierda.

El torneo pasado, Cándido sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior y el pronóstico era de seis meses de recuperación, por lo que en este torneo no iba a alcanzar a jugar.

Pero se rehabilitación va tan bien que incluso el sábado jugó unos minutos con la Sub 20.

Así que, si el Atlas se mete a la Liguilla, Cándido aportaría mucho por la banda izquierda, claro, si recupera la confianza y seguridad para jugar después una lesión tan delicada.

No puedo decir lo mismo de Stiven Barreiro, quien no puede regresar a la cancha después su fractura en el peroné derecho.

El defensa colombiano ya fue dado de alta, pero por momentos se nota desconfiado y esto comienza a desesperarlo.

¡Ánimo!

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios