miércoles, 12 de abril de 2017

Columna San Cadilla Mural | 12-04-2017



Esos ojazos verdes

Pues en esta ocasión no hubo poder -ni Cristian Campestrini- que pudiera salvar a las Chivas y se trajeron un trío de Monterrey.

Pero no de esos que cantan boleros románticos, sino que cargaron con una tercia de goles en la portería de Rodolfo Cota, quien ayer anduvo más ocupado que barman de hotel todo incluido en Semana Santa ¡y eso que les salió barato!

El DT Matías Almeyda creyó que era momento de darle descanso a algunos titulares de cara a los compromisos siguientes, entre ellos la Final de Copa de la próxima semana, y mandó de inicio a Hedgardo Marín y a Miguel Basulto, quienes dieron más facilidades que Decio de Maria negociando un Mundial en Concacaf.

Al final, André-Pierre Gignac y su "bómboro" hizo y deshizo a placer por las pistas rojiblancas, por lo que sólo faltó la música de la Sonora Santanera para completar el tremendo baile.

¡Claaaro! todo esto para beneplácito de las televisoras de paga, que ya agarraron a su otrora amado Chivas de piñata por haberse atrevido a reconciliarse con Televisa y sus ojazos verdes... bueno, en realidad no fueron los ojos, pero sí son verdes.

Resulta que en el mundillo de la TV corre con fuerza la versión que fueron entre 25 y 30 millones de verdes razones las que lograron hacerle manita de puerco a Jorge Vergara y José Luis Higuera para ceder los derechos del Rebaño y pasar Chivas TV a un segundo término.

Ojo, no les estoy hablando de todo el pastel ¡sino esa cantidad es apenas por año! Es decir, tenemos ante nosotros al contrato más lucrativo en la historia del Futbol Mexicano para un solo club y, como les decía, no incluye televisión abierta, sólo restringida, de aquí al 2019.

La afición de Chivas al principio se la tomó con coraje, pero conforme ha pasado el tiempo se han ido enfriando los ánimos; a final de cuentas, sí muy Televisa, el América y toda la cosa, pero no tendrán que batallar con una plataforma poco confiable, aunque había venido mejorando en los últimos partidos.

Por el contrario, algunos de ellos esperan que este patrocinio de Televisa ayude para traer refuerzos aunque sea para mejorar la banca porque, al menos por lo que se vio ayer, no hay mucho de dónde escoger.

Así sí baila mi hija con el caballero.

Golden Boy

En la cantera del Real Madrid, lejos del sistema del futbol mexicano, se pule una joya, de esas de las que se va a hablar mucho.

Es veracruzano, se llama Paolo Medina, tiene 17 años y fue nominado al premio Golden Boy, un galardón que otorga el diario deportivo italiano Tuttosport al mejor futbolista Sub 21 de la temporada en Europa, algo así como el Balón de Oro para juveniles.

Este chavo fue contratado por el Real Madrid cuando tenía ¡apenas 10 años! De hecho, su caso, junto con otros 38, estuvo sujeto en 2015 a una investigación de la FIFA por violación a las disposiciones relativas a fichajes y registros de extranjeros menores de edad.

En primera instancia, la FIFA castigó al Madrid con seis meses sin contrataciones, pero finalmente la sanción no procedió.

Medina, quien ya tiene la nacionalidad española, juega como lateral derecho y es el capitán del equipo Juvenil B del Madrid.

Lo buena noticia es que desde 2015 está en la órbita de las Selecciones menores, pues fue parte del proceso rumbo al Mundial Sub 17 de Chile, pero quedó fuera en el corte final del técnico Mario Arteaga.

Entonces, Paolo tenía 15 años y era el más joven del equipo. Acuérdense de las diferencias tan marcadas a esas edades.

Ojalá que se nos logre.

Ahí viene

Me da gusto compartirles que avanza de manera satisfactoria la recuperación de don Roberto Guerrero Ayala, quien convalece de una operación de cadera; el decano comentarista ha comenzado a caminar de nueva cuenta, por lo que marcha viento en popa su regreso a los micrófonos. Ojalá que sea pronto.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios