viernes, 7 de abril de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 07-04-2017



Mejor me los quedo...

Y ahora que los árbitros están en el ojo del huracán, lo cuál ya no es noticia, vale la pena recordar que para este ciclo futbolístico no hubo despido de colegiados, pero no precisamente porque sean muy buenos...

A mis oídos llegó la información de que en la Federación Mexicana de Futbol pretenden crear un fondo de ahorro para el retiro de los silbantes y los asistentes, pero al no haber consolidado dicho proyecto temen que, en caso de despedirlos, les lluevan otra vez las demandas, como la que hace un año y medio interpusieron 11 colegiados y cuyo pleito sigue vigente.

El organismo no quiere más desgaste en juzgados o tribunales, así que diiicen que prefirió irse por la fácil y mantener a toda su plantilla de árbitros, más allá de que muchos den pena cada semana y dejen pasar aberraciones como las lesiones de Isaac Brizuela e Hirving Lozano.

Así que, bajita la mano, los actuales árbitros de la Liga MX deberían dar las gracias al grupo que fue despedido hace más de un año, porque si tienen chamba todavía se la deben en gran parte a aquellos que no la conservaron.

Cuestión de amnesia

Mientras el partido de Octavos de Final de la Copa MX entre Chiapas y Puebla no le importaba ni al dueño de ambos equipos, alguien me platicó que, a pesar de estar preocupado por la supuesta orden de la Liga, de que tiene de vender sí o sí a Jaguares para antes del Apertura 2017, Carlos Hugo López Chargoy reaaalmente aspira a la posibilidad de que, con el paso de los meses y la acumulación de otras broncas como fracturados, peleas en las tribunas, estadios que no son propiedad de quien decían que eran, árbitros agredidos y demás, en una de esas se le olvide a todo mundo el asunto de la multipropiedad y continuar como si nada ocurriera... ¿Se le hará?

Todos a sufrir

La tan temida "venta a la comunidad universitaria" inició ayer para el partido Pumas vs. América y los aficionados auriazules que no tienen vela en la UNAM están temblando.

Pese a que aún no juegan su partido de la Fecha 10 contra Atlas, el Club Universidad decidió madrugar y desde ayer inició una preventa para alumnos y maestros de varias escuelas de la Máxima Casa de Estudios para el juego de la Fecha 11 ante el máximo rival.

Ahí se va a ir un porcentaje de boletos que, si bien no es la mayoría, reduce las oportunidades para que el aficionado de a pié alcance entradas, porque luego de esta venta vendrá la que corresponde a la gente de Universidad, socios, patrocinadores y demás, que suelen arrasar con los boletos.

De tal suerte que, el fan que no pasó por la UNAM tendrá que esperar a quede alguno para mediados de la otra semana o, claro, hacerle el caldo gordo a la reventa.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios