martes, 30 de mayo de 2017

Chivas, justo campeón



Por: José Ramón Fernández (30-05-2017)

Señoras y señores, no hay ningún pero. Chivas, en los partidos decisivos fue mejor ante Tigres que era apuntado al título por críticos, periodistas y público en general, porque era el equipo que venía metiendo goles; al Guadalajara se le acusó de no tener gol y en dos partidos el equipo tapatío, jugando muy bien los dos juegos sobre todo el segundo, marcó cuatro goles y la Final se gana con goles y Chivas lo hizo.

2-0 estuvo en el Estadio Universitario y se empató con goles de Gignac, pero el domingo en el partido en Guadalajara no estuvo Gignac más que para enojarse y no subir a recibir la medalla.

Un equipo como Tigres si quiere de verdad a ser grande, porque tiene estructura, tiene técnico, tiene asesores, tiene un apoyo impresionante de una cementera muy poderosa en el mundo, debe saberse comportar en las buenas y en las malas.

Chivas hizo sus goles allá y empató a dos cuando parecía que ganaba 2-0 y en el minuto 89, y Chivas en el segundo partido mejoró, volvió a ser el de las 10 primeras jornadas, intenso, con la pelota en los pies, moviéndose de un lado a otro, veloces, de buen toque, con muy buen pie y con un Alan Pulido formidable que firmó uno de los mejores goles.

Y después, vino el segundo gol, el 2-0, Tigres empezó a dar un poco de cara en la segunda parte de la Final cuando Chivas tenía controlado el partido, se desesperan Ismael Sosa, Gignac, Jürgen Damm, Javier Aquino, Damián Álvarez, Guido Pizarro, todos desesperados ante la facilidad con la que salían jugando los locales desde atrás con Oswaldo Alanís, con Orbelín Pineda, José Juan Vázquez, Carlos Fierro, Rodolfo Pizarro que está hecho un gran jugador de futbol, más Pulido y Néstor Calderón.

En fin, Chivas salía y tocaba y no dejó ni siquiera tocar la pelota a Tigres, hubo un momento que Chivas hizo lo que quiso, no metió otro gol porque llegaron tarde en las jugadas y no concretaron.

Sosa hizo un gran gol, se da el tiempo agregado y en él se da una jugada, un golpe que el árbitro no se atrevió a marcar penal, el defensa del Guadalajara tropieza a Sosa en el área y el árbitro Luis Enrique Santander, podía haber marcado penalti porque lo era, no lo marca, las Chivas no tienen la culpa, no sé qué pensó Santander, solamente lo sabrá él y decide no marcar el penalti.

Se acabó el partido y Chivas se corona campeón, lo hace merecidamente porque hacerle 4 goles a un equipo y Tigres hacer tres, no es fácil, terminarlo y ganar el partido.

Chivas merece la felicitación de los aficionados del futbol, ha conseguido su título 12 y empató con otro equipo importante como el América, pero además hizo un doblete que pocos lo hacen, le dio importancia a la Copa y le dio mucha importancia a la Liga y Liguilla, demostrando que cuando las Chivas despiertan, como dijo Almeyda, despiertan los seguidores chivas que son millones y millones, como ningún equipo de México los tiene.
Anuncios