viernes, 26 de mayo de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 26-05-2017



La cruz de mi Chuy

Tal parece que La Bruja Zulema no barrió con todas las malas vibras que hay en La Noria, porque mi Chuy Corona nomás no ve la suya cuando de la Selección Mexicana se trata.

Y es que después de que perdió en los últimos metros la carrera para ser titular en la Copa del Mundo de Brasil 2014, el portero de Cruz Azul ha tenido una relación un "poco bastante" tormentosa con el Tricolor.

Después de ese torneo, no quiso asistir a la recepción oficial que el Presidente Enrique Peña Nieto les organizó a los seleccionados en Los Pinos, argumentando que tenía mucho trabajo. Después, una lesión le impidió jugar y lueeego simplemente El "Piojo" Herrera no lo incluyó en algunas convocatorias subsecuentes.

Con Juan Carlos Osorio al mando, la cosa no ha cambiado mucho para el guardameta cementero, que a su regreso de los anteriores partidos de Eliminatoria Mundialista traía cara de pocos amigos, y en alguna ocasión de plano pidió a la prensa que no le preguntaran nada y que mejor entrevistaran a los que sí habían jugado.

Cuando no causa baja por una lesión en el codo, como ocurrió ante Islandia, o por una molestia en la rodilla, como pasó de cara a los próximos partidos ante Croacia e Irlanda, simple y sencillamente se la pasa calentando el banquillo, porque 'Tala' y Memo le han comido el mandado.

Parche corriente

El otro día les comentaba de lo "feíto" de los parches que le pusieron al uniforme de Pumas para tapar la publicidad de ACÁ en la manga de la playera dorada.

Pues bien, al parecer la publicidad de DHL la mandaron aplicar a la vulcanizadora más mala de Avenida las Torres, porque en el juego de ida de la Final Sub 17 en Monterrey, no faltó a quien se le despegó una pedazo del anuncio de la playera en el duelo que por cierto perdió Pumas 2-1 en los últimos segundos.

Nike fabricó desde la primavera pasada todas las playeras de local y visitante que usó el equipo sin publicidad en el pecho a petición del club, pues el contrato con Banamex no se renovó y la directiva auriazul no pudo conseguir un sustituto antes de que empezara la producción de los jerseys.

Por ello, la firma de la palomita entregó la producción así con el pecho "en blanco" y ya luego el club se hizo bolas, primero haciendo los parches horribles de ZTE para tapar a otro patrocinador caduco que sí fue impreso en el uniforme, y luego agregando parches con los anuncios de pinturas Berel, Corona Cero y el susodicho de DHL, que a todas luces no tuvo un control de calidad muy exigente. Si no, que le pregunten a Brian Rodríguez cómo acabó su playera tras el partido con Rayados.

No cabe duda de que la odisea de la salida de Banamex e ICA trae aún una laaarga cola.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios