viernes, 19 de mayo de 2017

No paran de festejar



Qué importa si el "Tuca" Ferretti y el "Piojo" Herrera se dicen de todo fuera de la cancha, si dentro de ella, los Tigres sólo divierten a su gente.

Lejos quedaron esos años de tragos amargos, de aguantar hasta por momentos ser burla nacional por los grandes planteles que armaban, pero que no lograban resultados, hoy esa fiel fanaticada felina está viviendo sus mejores años como aficionados de los Tigres.

"¡Ahhh! ¡Ohhh! Olééé!", fueron algunas de las constantes exclamaciones en la tribuna del Estadio Universitario que ayer otra vez vivió una noche de victoria, pero ahora con olor a bicampeonato.

¡Bendita aquella visita del Guadalajara del 11 de abril para jugar el partido pendiente que no se efectuó por la huelga de árbitros, porque esa noche el Uni se bautizó como la "sucursal de la celebración"!

A partir de esa fecha, la afición de los Tigres no conoce otra cosa que no sea un triunfo convincente en su cueva. Un paso de campeón con ritmo de cumbia como lo canta "Lupe" Esparza al inicio de los partidos y que pone a bailar al público.

Y mientras el "Tuca" y el "Piojo" olvidaban sus rencillas y se abrazaban, en la grada amarilla la gente se alistaba para un recital de gratos momentos.

Javier Aquino y el "Chaka" Rodríguez fueron los primeros en prender al imponente público, pero el grito de gol tuvo que esperar hasta poco antes de terminar el primer tiempo porque el portero de Xolos evitó la alegría de los locales con espectaculares atajadas.

Casi al final de la primera mitad, la afición se deleitó con una jugada de crack de Lucas Zelarayán y luego una letal definición, provocando que el público se golpeara con una mano a la altura del corazón, justo en donde está el escudo de los Tigres, como haciendo un hueco para una nueva estrella.

Y es que, las más de 40 mil almas felinas anoche en el Universitario no podrán negar que justo a unos días de que se cumplan 50 años del estadio, hoy se disfruta como nunca el futbol de los Tigres.

Sí, gócenlo aficionados de Tigres, que esta dinastía felina los hace felices como nunca antes y está muy cerca de ponerlos en otra Final.
Anuncios